María León

El alguacil del condado Maricopa, Joe Arpaio, aseguró hoy que "luchará hasta el final" y que la demanda en su contra interpuesta por el Departamento de Justicia de EE.UU. por discriminación contra hispanos obedece a "motivaciones políticas".

"Me están utilizando para obtener el voto latino, para mostrar que están haciendo algo, atacando al alguacil y acusarlo de perfil racial", sostuvo hoy Arpaio en una conferencia de prensa en sus oficinas en el centro de la ciudad de Phoenix.

Dijo no estar sorprendido con la demanda y prometió no dejarse intimidar y que luchará no sólo por él, sino por todos los alguaciles que puedan encontrarse en su misma situación.

Representantes del Departamento de Justicia de EE.UU. anunciaron hoy en la capital de Arizona una demanda contra el condado Maricopa, la Oficina del Alguacil del Condado Maricopa (MCSO) y el alguacil Joe Arpaio, por prácticas de perfil racial en contra de latinos.

La querella civil fue interpuesta después de que las negociaciones entre Arpaio y el Gobierno federal fracasaran para llegar a un acuerdo y establecer reformas dentro de MCSO.

"No voy a entregar mi oficina al Gobierno federal, lucharé hasta el final", enfatizó un desafiante Arpaio, quien rechazó una vez más que un observador independiente supervise sus operaciones.

Esta figura de supervisor fue una de las solicitudes del Departamento de Justicia, después de que el pasado mes de diciembre diera a conocer el resultado de una investigación que comenzó en 2008 y que encontró causa probable de prácticas de perfil racial en contra de conductores latinos.

Arpaio, quien ocupa el puesto de alguacil desde 1993, busca reelegirse en las próximas elecciones de noviembre.

Por su parte, diversos activistas y políticos dentro y fuera de Arizona reaccionaron a la demanda interpuesta hoy en contra del polémico jefe policial conocido también como "el alguacil más duro del oeste".

"Aplaudimos al Departamento de Justicia y al asistente de la Oficina del Procurador de Justicia, Thomas E. Pérez, por seguir adelante con su investigación en contra de la oficina del alguacil del condado Maricopa. Por mucho tiempo en vez de aplicar la ley, Arpaio ha vivido por encima de la ley", dijo Angela María Kelley, vicepresidenta de política de inmigración del Centro para el Progreso Americano con sede en Washington, D.C.

Por su parte, Petra Falcón, directora ejecutiva de Promise Arizona sostuvo que el alguacil ha mostrado deseos de usar su poder por todas las razones equivocadas para castigar a personas trabajadoras que vienen a este país en busca de una vida mejor.

"Las ruedas de la justicia se mueven lentas, pero se siguen moviendo y este es nuestro caso, nuestra comunidad ha estado esperando por cuatro años este día, esta demanda que finalmente fue presentada en contra de MCSO", declaró Daniel Ortega, director del distrito de Arizona del Consejo Nacional de la Raza.

"No les quepa la menor duda que nuestra comunidad ha vivido bajo la nube del miedo por demasiado tiempo y esta demanda en cierta forma les da la razón por haber tenido miedo", añadió.

Por su parte, el congresista Raúl Grijalva (D-Az) comentó que por años la comunidad latina ha sido blanco del alguacil Arpaio, quien, en su opinión, ha utilizado los impuestos de los contribuyentes para construir su reputación personal a expensas de la seguridad de la comunidad. EFE

ml/ma/cpy