Alemania prohibió hoy en Colonia (oeste) la "Hermandad Walter Spangenberg", de ideología neonazi, y ordenó su disolución.

Los miembros de esta asociación glorifican el nacionalsocialismo criminal, rechazan el ordenamiento jurídico y persiguen un IV Reich, afirma el comunicado del Ministerio del Interior del estado federado de Renania del Norte-Westfalia.

"La hermandad, ahora prohibida, es peligrosa. Por eso la hemos desarticulado. Debíamos actuar para que Axel Reitz no pudiera retomar sus actividades extremistas en la estructura habitual tras su puesta en libertad", subrayó el titular regional de Interior, Ralf Jäger.

Axel Reitz, líder de la organización -que lleva el nombre de un miembro de las tropas de asalto de las SA-, permanecía en prisión preventiva y fue puesto hoy en libertad.

"El hombre había trabajado junto con otros dos destacados miembros de la hermandad en la asociación criminal "Oficina de acción del Medio Rin" con la que cometieron actos violentos.

"Hemos asestado un nuevo golpe a los neonazis. No toleraremos provocaciones incendiarias", afirmo el ministro.

En Internet, la hermandad incitaba al odio racial con eslóganes xenófobos, racistas y antisemitas.

Esta mañana, agentes de policía de Renania del Norte-Westfalia y del estado federado de Renania-Palatinado registraron los apartamentos de los 14 miembros de la organización en varias ciudades y se incautaron de los bienes y de los símbolos de la hermandad.