Amnistía Internacional (AI) se solidarizó hoy con las madres de miles de desaparecidos en los últimos años en México, que hoy marcharán en la capital del país exigiendo "verdad y justicia" en los casos que afectan a sus seres queridos.

Aprovechando esa coyuntura, AI pide hoy al Gobierno mexicano que instaure "un mecanismo de búsqueda inmediata" de personas desaparecidas en este país, así como "la investigación eficaz y la atención integral para los familiares de personas desaparecidas".

La ONG emitió hoy una declaración pública y una carta abierta en las que "se solidariza con el reclamo de justicia" de los participantes en esa marcha, y hace un llamado al Gobierno del presidente Felipe Calderón "a escuchar las voces de estas madres, dando una adecuada respuesta" a sus exigencias de que se esclarezcan los casos y haya justicia.

Este día, coincidiendo con los festejos del Día de la Madre en este país, recorrerá el Paseo de la Reforma, uno de los más importantes de Ciudad de México, la "Marcha de la dignidad nacional: Madres buscando a sus hijos e hijas y demandando justicia", y pidiendo que "no haya ni un desaparecido más".

Paralelamente a esta protesta habrá "acciones de solidaridad en Canadá, EE.UU. y Centroamérica", indica la ONG.

La caravana la forman "madres procedentes de diferentes partes del país (México) pero también de otros pues la desaparición en México afecta también intensamente a las personas migrantes que atraviesan nuestro país", sostuvo en la declaración pública Alberto Herrera, director de AI-México.

"Muchas de estas madres no buscan solo a un hijo o hija, sino a familias completas que han desaparecido", recuerda la ONG.

Señala también que "la extendida impunidad en torno a los casos de desaparición forzada y la negativa de las autoridades a reconocer las verdaderas dimensiones del fenómeno (...) han permitido que se extienda a muchas partes del país".

Recuerda que la inexistencia de "un marco legal conforme con los estándares internacionales en materia de desaparición forzada" en el país "es un fuerte indicador de la inacción oficial ante estas graves violaciones de derechos humanos y la falta de una política integral para ponerles fin".

"No es admisible que el silencio y la falta de información y acción sea la respuesta de las autoridades mexicanas a este problema. Esta respuesta sólo hace que la herida abierta en las vidas de cientos de familias permanezca", agrega el director de AI.

La mayor parte de los casos "no han sido investigados de forma debida lo que ha obstaculizado determinar la posible participación de funcionarios del Estado" en los casos y su posible colusión con grupos del crimen organizado.

Además, en una carta abierta enviada por Javier Zúñiga Mejía, secretario general de AI, la ONG expresa "a nombre de los tres millones de miembros" que forman la organización su solidaridad con los familiares de los desaparecidos en México.

Recuerda que en marzo pasado el Grupo de Trabajo sobre las Desapariciones Forzadas e Involuntarias de la ONU resaltó en un informe "las terribles dimensiones de esta grave violación a los derechos humanos y la carencia de una política por parte de las autoridades para prevenirla y sancionarla".

Datos extraoficiales apuntan a que más de 10.000 personas habrían desaparecido en México durante el mandato del presidente Felipe Calderón, quien lanzó al asumir su cargo una estrategia de combate frontal al crimen organizado que no ha logrado reducir una ola de violencia que ha dejado unos 50.000 muertos. EFE

act/eat