La selección uruguaya de baloncesto comenzó hoy los entrenamientos para el Campeonato Sudamericano que se disputará en la ciudad argentina de Resistencia del 19 al 22 de junio con nueva comisión técnico y a la espera de cinco jugadores que militan en equipos de España, Argentina, Venezuela y Turquía.

El nuevo seleccionador, Pablo López, que sustituye en el cargo a Gerardo Jauri, ha incluido en su comisión técnica al entrenador estadounidense Herb Browm como primer colaborador.

Browm es conocido en el medio uruguayo por dictar clínicas a sus colegas.

López tiene la misión de elevar el discreto nivel deportivo mostrado por Uruguay con Jauri en el banco.

El nuevo seleccionador convocó a cinco jugadores del exterior que en los próximos días llegarán a Montevideo y a 17 de equipos locales que hoy comenzaron sus entrenamientos.

Los convocados del exterior son: Esteban Batista (Anadolu Efes-TUR), Jayson Granger (Estudiantes-ESP), Kiril Wachsmann (Melilla-ESP), Martín Osimani (Obras Sanitarias-ARG) y Leandro García Morales (Cocodrilos-VEN).

Wachsmann, nacido en Estados Unidos, tiene padre uruguayo y atiende su primer llamado a la selección Celeste.

Granger nació en Montevideo, su padre es el exbaloncestista estadounidense Jeff Granger, que se nacionalizó uruguayo, y también jugó con los celestes.

Entre los convocados de los equipos locales se destaca el pivote estadounidense Brian Craig, del Aguada, que está a punto de recibir su ciudadanía uruguaya.