La ex primera ministra ucraniana Yulia Tymoshenko puso fin el miércoles a casi tres semanas de huelga de hambre, después de ser trasladada de una prisión a un hospital para ser atendida por un problema grave en la espalda, bajo la supervisión de un médico alemán.

La noticia seguramente aliviará al menos algunas preocupaciones por la salud de la ex gobernante y el trato que recibe en prisión.

El traslado se realizó probablemente con la intención de acallar algunas de las críticas en Occidente, ante la salud frágil y el trato dado a Tymoshenko en prisión. Kiev ha debido soportar intensas presiones para que la ex líder del gobierno reciba la atención médica adecuada.

La ex gobernante de 51 años estuvo en huelga de hambre durante más de dos semanas en protesta por supuestos abusos.

La viceministra de Salud Raisa Moiseyenko dijo el miércoles que Tymoshenko fue trasladada de la prisión de Jarkov al hospital local. La funcionaria esperaba que con el traslado la ex gobernante abandonara su huelga de hambre.

Lutz Harms, neurólogo de la clínica Charite de Berlín, supervisará su tratamiento porque Tymoshenko desconfía de los médicos del Estado.

Harms dijo a la televisora local que Tymoshenko puso fin a su huelga de hambre y que está regresando lentamente a una dieta normal. El neurólogo agregó que primero tomará líquidos y que gradualmente agregarán alimentos sólidos.

Tymoshenko — la principal líder de la oposición en Ucrania — fue sentenciada a siete años de cárcel por abuso de autoridad al firmar un acuerdo de importación de gas natural con Rusia en 2009. Occidente ha condenado el veredicto por considerar que tiene motivación política.

Autoridades y algunos gobiernos europeos prometieron boicotear la Eurocopa de fútbol que Ucrania organiza este año junto con Polonia. Además, Kiev tuvo que cancelar una cumbre regional que se realizaría el fin de semana después de que la mayoría de los mandatarios de países del centro y este de Europa cancelaron su participación en protesta por el caso de Tymoshenko.

Bruselas también insinuó el miércoles que el primer ministro ucraniano no será bienvenido a un evento al que planeaba asistir la próxima semana.

Tymoshenko también enfrenta otras acusaciones penales e investigaciones, algunas relacionadas con su actividad hace 15 años. Tres altos funcionarios de su gobierno también fueron encarcelados acusados de corrupción y abuso de poder mientras estaban en sus cargos. Occidente ha dicho que estas acusaciones tienen motivaciones políticas.

___

Los periodistas de The Associated Press, Maria Danilova en Kiev y Raf Casert en Bruselas, colaboraron con este despacho.