Un francotirador de Sendero Luminoso mató a un soldado del ejército perteneciente a una base ubicada en una remota zona de la selva central, dijo el miércoles el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Perú.

Sendero Luminoso había atacado la misma base el 1 de abril causando heridas a dos soldados.

"El suboficial Valentín Huanca perdió la vida como consecuencia de un disparo de arma de fuego de un francotirador narcoterrorista", informó el Comando Conjunto en un comunicado enviado a The Associated Press.

El ataque ocurrió el martes por la noche en la base de Mazangaro, ubicada en una quebrada del mismo nombre, a 287 kilómetros al este de Lima, informaron las autoridades militares.

Desde el 12 de abril han muerto nueve uniformados tras intensificarse los choques con los insurgentes luego que el 9 de abril un grupo de senderistas secuestró por cinco días a 36 trabajadores del sector gasífero en la selva del sureste.

La muerte de uniformados ha provocado fuertes críticas al gobierno de Ollanta Humala y la oposición parlamentaria ha pedido la renuncia de los ministros del Interior y de Defensa.

La base está en el Valle de los ríos Apurímac y Ene, una extensa selva donde opera el último líder fugitivo de Sendero, Victor Quispe, alias "camarada José", por cuya captura Estados Unidos ofrece cinco millones de dólares.

Estados Unidos acusa a Quispe de traficar con droga, extorsionar y asesinar.