La compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) negó hoy que exista desvío o quebrando financiero, en relación con un cuestionamiento del órgano fiscalizador de la Cámara de Diputados sobre el registro contable de 398.565 millones de pesos (29.771 millones de dólares).

La diputada Esthela Damián, del opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD), propuso hoy un punto de acuerdo para que el Congreso cite al director de Pemex, Juan José Suárez Coppel, para que explique la discrepancia contable.

La irregularidad fue detectada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), órgano técnico de la Cámara de Diputados que fiscaliza el manejo de recursos del Gobierno.

Según la iniciativa de Damián, en el informe del pasado 15 de febrero sobre el resultado de la fiscalización de la Cuenta Pública de 2010, la ASF reportó que la subsidiaria Pemex Exploración y Producción (PEP) eliminó la pérdida registrada en 2009 por 398.565 millones de pesos, "haciendo el traspaso contable como una cuenta por cobrar a cargo de Pemex Corporativo".

A su vez, Pemex Corporativo, la casa matriz, registró la cantidad "como un incremento en inversiones a organismos subsidiarios, sin haber existido una aportación específica, ni fundamento técnico o normativo y sin autorización del consejo de administración", dice el proyecto de acuerdo.

"Lo anterior evita que los estados financieros de PEP muestren la pérdida de 2009, al anularla con un incremento en los activos de Pemex Corporativo en el rubro de Cuentas por Cobrar. La eliminación de la pérdida hace que la Cuenta Pública resulte deformada por tal maniobra contable", añade.

Al respecto, la compañía estatal aseguró en un boletín que "la esencia de la observación emitida por la ASF se refiere al método de consolidación contable, de acuerdo a prácticas normales que la empresa ha aplicado desde 1993 y no implica movimientos de fondos".

Explicó que "con fundamento a Ley Orgánica de Petróleos Mexicanos y organismos subsidiarios, se adoptó, como política contable y operativa, que los organismos subsidiarios transfirieran al Corporativo sus resultados (utilidades o pérdidas), a fin de guardar el sano equilibrio financiero".

"Como cada año, Pemex ha dado respuesta puntual a las observaciones emitidas por la Auditoría Superior de la Federación", puntualizó la empresa.