El grupo guerrillero Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), dedicado a los secuestros extorsivos en el norte del país, reapareció luego de una larga inactividad y amenazó a una periodista radial.

El EPP dejó una nota manuscrita en la vivienda de Claudia Cazal, periodista de noticias generales de radio Aquidaban de Concepción, a 440 kilómetros al norte de Asunción, que decía "No al periodismo burgués, apañado por protección de ministros corruptos y parentescos".

Agregó que "la lucha armada continúa. Fuera la vasura (basura) de la burguesía. Viva el EPP. Escuadrón Urbano. Los tuyos perecerán".

Cazal declaró el miércoles a los periodistas de Asunción que encontró la nota el martes "en el interior de mi vivienda. Soy sobrina de Oscar Bajac, uno de los nueve miembros de la Corte Suprema de Justicia. No quiero creer que me amenacen sino más bien creo que es un amedrentamiento porque meses atrás dije por radio que el EPP, probablemente, tiene razón al querer una sociedad igualitaria pero equivoca su método de lucha".

"Ahora cuidaré mis palabras", añadió, aparentemente asustada.

El ministro del Interior Carlos Filizzola dijo que agentes especiales investigan el caso.

La banda rebelde, con una fuerza de aproximadamente cuarenta personas según el Ministerio del Interior, opera en los bosques de los departamentos San Pedro y Concepción.

El año pasado el grupo atacó con explosivos un edificio de la fiscalía y un pequeño cuartel policial matando a dos agentes. En años anteriores concretó cinco secuestros extorsivos.