La Comisión Interamericana para el Control de Abuso de Drogas comenzó la elaboración de propuestas alternativas para buscar puntos estratégicos comunes en la estrategia antinarcóticos de la región.

El presidente de la Comisión Rafael Bielsa dijo al inaugurar la reunión que la elaboración de las propuestas es un "desafío porque si bien hay una modificación en el abordaje, no es homogénea en cuanto a las realidades nacionales".

Señaló que "el gran trabajo que tiene la OEA es coordinar los distintos abordajes nacionales buscando algunos puntos estratégicos comunes" dijo a AP. "Se formulará un documento, que se girará a cada país, y tendremos que tener una posición de si apoyamos o no a cada jurisdicción nacional, y luego se tomará la decisión final".

Los jefes de estado encargaron a la OEA la elaboración de propuestas sobre la política antidrogas más conveniente, después de que el presidente guatemalteco Otto Pérez encabezara a un grupo de países a favor de la despenalización de la droga, alegando que la actual política no logra los resultados deseados y causa altos niveles de violencia en México y América Central.

Washington se mostró dispuesto a abordar el tema en Cartagena, pero dejó claras sus reservas ante la propuesta de la despenalización.

Las diferencias sobre drogas, además de la soberanía de las Islas Malvinas y la inclusión de Cuba impidieron el consenso necesario para que la cumbre emitiera una declaración.

El secretario general de la OEA José Miguel Insulza dijo que el mandato de Cartagena implica que la OEA debe "examinar distintas alternativas. No se nos piden decisiones ni propuestas únicas, se nos pide un abanico de opciones para el fortalecimiento".

Bielsa señaló que el documento deberá estar listo antes de mayo del 2013.

Gil Kerlikowske, director de la Oficina de Política de Control de Drogas de Estados Unidos, dijo que si bien es conveniente revisar las políticas antinarcóticos actuales, "pero también reconocemos que las redes criminales transnacionales no desaparecerían si se legalizasen las drogas" porque "no derivan todos sus ingresos de las drogas y no se desbandarían".

Kerlikowske se refirió a los esfuerzos de su despacho para reducir el consumo, y subrayó que el número de muertos por sobredosis en cocaína desde 2006 ha disminuido en 41%.

__

Luis Alonso Lugo está en Twitter como www.twitter.com./luisalonsolugo