Cinco personas murieron en un ataque en casa de un empleado gubernamental al noreste de Bagdad, dijo la policía iraquí.

el portavoz de la policía provincial de Diyala Ghalib al-Karkhi dijo que hombres armados irrumpieron en la casa Tariq Mohammed, empleado del Ministerio del Interior, en la ciudad Baqouba el miércoles temprano y lo mataron, junto con su hijo de 18 años.

Minutos después, una bomba plantada por los hombres armados explotó cuando los vecinos corrían al lugar de los disparos. La explosión dejó tres personas muertas y cinco heridas.

Baqouba, la capital de la provincia de Diyala, está 60 kilómetros (35 millas) al noreste de Bagdad.

Aunque el nivel de violencia en Irak no se acerca a lo que era hace cinco años, cuando el país casi cae en una guerra civil, los ataques mortales contra empleados gubernamentales y fuerzas de seguridad siguen siendo algo común.