El suboficial del Ejército de Perú Valentín Huanca murió a causa de un disparo hecho por un francotirador "narcoterrorista" mientras se encontraba en una base militar en la región Junín, informó hoy un comunicado oficial peruano.

Los hechos sucedieron a las 23.05 horas del martes (04.05 horas GMT de hoy) en la base de Mazángaro, situada en la provincia selvática de Satipo, que forma parte del Valle de los ríos Apurímac y Ene (Vrae), donde actúa un grupo de antiguos integrantes del grupo terrorista Sendero Luminoso en alianza con narcotraficantes.

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas señaló que se ha dispuesto que el Comando Especial del VRAE "intensifique las operaciones en la zona, con el fin de ubicar y capturar a los delincuentes narcoterroristas".

Expresó, además, su pesar por la muerte de Huanca y manifestó "su sentido pesar a sus familiares por esta pérdida irreparable".

Huanca es el noveno miembro de las fuerzas armadas y de la policía que ha muerto en las últimas semanas desde que se inició un operativo para rescatar a 36 rehenes tomados por un grupo armado en abril pasado en la región Cuzco.

Los rehenes regresaron por sus propios medios, aparentemente liberados por sus captores, y el operativo de búsqueda acabó con varios policías y militares muertos, uno de los cuales fue encontrado por su propio padre.

Las consecuencias de la operación han motivado duras protestas contra el Gobierno y generaron la presentación de una moción de censura en el Parlamento contra los ministros de Defensa, Alberto Otárola, y del Interior, Daniel Lozada.

El presidente del Consejo de Ministros, Oscar Valdés, también ha puesto su cargo a disposición del presidente Ollanta Humala, después del pedido de censura contra sus ministros.

El presidente Ollanta Humala se encuentra de visita en Japón.