Vidal Sassoon usó las tijeras para liberar a las mujeres de los crepés y los rulos con cortes de pelo que podían lucir recién salidas del baño, convirtiéndose en una figura internacional del cuidado del cabello.

Cuando comenzó a trabajar en la década de 1950, el cabello se llevaba alto y era pesado, generalmente con rulos, recogido y con laca para que todo quedara en su lugar. Después llegó la década de 1960 y los cortes creativos de Sassoon, que necesitaban poco moldeado, encajaron a la perfección con el movimiento de liberación femenina.

Sassoon murió el miércoles a los 84 años en su casa en Mulholland Drive en Los Angeles, informó el vocero de la Policía Kevin Maiberger.

Agentes respondieron a un llamado en la casa del estilista alrededor de las 10:30 a.m., cuando hallaron muerto a Sassoon, dijo Maiberger. Su familia estaba con él. Las autoridades determinaron que Sassoon murió por causas naturales y que no se requerirá de una investigación.

"Mi idea era darle forma al cabello cortándolo, usarlo como una tela y eliminar todo lo que fuera superfluo", dijo Sassoon en 1993 al Los Angeles Times, el primero en reportar el deceso el miércoles. "Las mujeres estaban de vuelta en el trabajo, estaban asumiendo su propio poder. Ya no tenían tiempo para sentarse bajo el secador".

Sus estilos de "lávese y úsese" incluyeron el cabello a la nuca, el corte de "príncipe valiente" y el estilo de "diosa griega", con un permanente alborotado inspirado en las "maravillosas mujeres afro" que según el estilista vio en Harlem, en Nueva York.

Los cortes geométricos y creativos del estilista nacido en Londres requerían poco cuidado. Fueron parte integral del estilo de Mary Quant, la legendaria diseñadora de modas británica que popularizó la minifalda.

También solía trabajar con el diseñador estadounidense Rudi Gernreich, quien se volvió famoso en 1964 con el célebre, pero pocas veces usado, traje de baño sin sostén.

En 1966 hizo un corte rizado para el diseñador Ungaro, inspirado en la estrella de cine de 1920 Clara Bow. Ganó más fama cuando voló a Hollywood de Londres, supuestamente por 5.000 dólares, para crear el corte de "hada" de Mia Farrow para la película "El bebé de Rosemary" de 1968.

Sassoon abrió salones en Inglaterra y Estados Unidos antes de crear una línea de champús y productos para estilizar el cabello con su nombre.

También estableció las Academias Sassoon para peluqueros, donde les enseñaba a crear cortes basados en la estructura ósea de los clientes. En 2006 tenía academias en Inglaterra, Estados Unidos, Canadá y planeaba construir otras en Alemania y China.

"Esculpir una cabellera con tijeras es una forma de arte. Es una búsqueda del arte", solía decir el estilista, quien escribió dos libros sobre belleza y dos autobiografías, la más reciente publicada este año.

Se estableció en Los Angeles desde la década de 1970.

Vendió su participación en sus negocios a comienzos de la década de 1980 para dedicarse a la filantropía, por medio de su Fundación Vidal Sassoon.

Creció en una familia muy pobre de Londres y contó que cuando tenía 14 años su madre le dijo que él debería dedicarse a la peluquería. Tras viajar a Palestina y rendir servicio en la Guerra de Independencia en Israel, regresó a su país para cumplir el sueño de su madre.

"Pensaba que sería futbolista, pero mi madre dijo que debía ser peluquero y como suele ocurrir, la madre logró lo que quería", dijo a The Associated Press en 2007.

Sassoon se casó cuatro veces y tuvo cuatro hijos con su segunda esposa, Beverly, quien era actriz y usaba el nombre artístico de Beverly Adams.

Ninguno de sus hijos se dedicó a los negocios de Sassoon. Su hija mayor, Catya, murió mientras dormía el Día de Año Nuevo de 2002 por una sobredosis accidental.

__

El periodista de The Associated Press Andrew Dalton en Los Angeles contribuyó con este despacho.