La reforma de la Cámara de los Lores y la del sistema bancario son algunas de las prioridades del Gobierno del primer ministro británico, David Cameron, que serán presentadas hoy por la reina Isabel II en su solemne discurso en el Parlamento.

Como manda la tradición, la soberana acudirá hoy en carroza al Palacio de Westminster para leer en la Cámara de los Lores -ante pares y diputados- el programa para este curso parlamentario, que estará marcado por medidas de austeridad para reducir el déficit.

La reina tiene previsto leer el programa sobre las 10.30 GMT, tras lo cual habrá un debate en la Cámara de los Comunes.

Entre otras cosas, se espera que el Gobierno presente la reforma de la Cámara de los Lores para que esté formada mayoritariamente por pares elegidos democráticamente y no como hasta ahora, en que priman los escaños ocupados por herencia aristocrática o designados por la reina bajo la recomendación del primer ministro.

Según adelantan hoy los medios británicos, en el programa figura también un proyecto de ley que obligará a los bancos a separar sus negocios de banca de inversión y comercial, para proteger los depósitos de los clientes en caso de quiebra por las operaciones más arriesgadas.

También se espera que se incluya un texto para penalizar la conducción bajo los efectos de las drogas, otro contra la difamación y, posiblemente, una polémica ley para regular la vigilancia de internet y las redes sociales por parte de las autoridades para combatir el terrorismo.