La oposición uruguaya convocó hoy al Senado al ministro de Relaciones Exteriores, Luis Almagro, por supuestas irregularidades en la licitación del dragado de un canal en el Río de la Plata y anunció su rechazo a votar en el Parlamento el acuerdo tributario pactado el mes pasado con Argentina.

"Es nuestro deber llamar al ministro para que dé las explicaciones", indicó el senador Jorge Larrañaga, que participó en la sesión en la que se citó a Almagro para una fecha todavía por definir y que se resolvió con 24 de 25 votos a favor, según dijeron a Efe fuentes legislativas.

La moción, en la que se pide a Almagro que aclare otros puntos de la relación con Argentina, como las trabas comerciales impuestas por el país vecino, fue presentada por los senadores opositores Ope Pasquet, del Partido Colorado, y Luis Alberto Heber, del Partido Nacional, en el que milita Larrañaga.

El motivo central de la convocatoria es la licitación del dragado del canal Martín García en aguas del Río de la Plata, un compromiso que Argentina promete cumplir desde hace años y que el Gobierno uruguayo anunció recientemente que se iba a concretar en los próximos días.

El dragado de ese canal de 32 a 34 pies es reclamado por los uruguayos para dotar a sus puertos de las mismas ventajas con que cuentan los argentinos, que se benefician de la mayor profundidad del Canal Mitre, por donde llegan buques de más calado hasta sus puertos.

La semana pasada el diputado del partido Colorado Juan Manuel Garino denunció que había sido ofrecida una coima de 1 millón de dólares a funcionarios de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP), formada por argentinos y uruguayos, por apoyar en el proceso a la empresa holandesa Riovia, que desde hace dos décadas draga el canal Martín García.

Al respecto el presidente de Uruguay, José Mujica, pidió el lunes al que "esté diciendo eso que lo lleve inmediatamente a la justicia penal y si no se calla la boca".

Almagro informó además que el Gobierno "no tiene información como para iniciar una investigación" sobre el supuesto.

A las críticas por este caso se suma la decisión de la oposición de no votar en el Parlamento un acuerdo con Argentina de intercambio de información fiscal y para evitar la doble tributación, una medida que Mujica calificó este martes de "paparruchas".

Según el jefe de Estado, "hay una desesperación por llegar al Gobierno".

Uruguay anunció el pasado 24 de abril la firma de un acuerdo con Argentina para el intercambio de información tributaria y evitar el doble pago de impuestos.

El convenio forma parte de una estrategia de Uruguay para mejorar su imagen ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, que mantiene bajo lupa el nivel de transparencia del país en el terreno fiscal.

También es visto como una cesión de Uruguay a Argentina, pues el país vecino hacía años que reclamaba ese tratado para evitar la fuga de capitales a la otra orilla del Río de la Plata.

Con el argumento de que no fue consultada antes de la firma de ese convenio la oposición uruguaya se niega ahora a apoyar el documento, que de todas maneras puede salir adelante por la mayoría oficialista existente en ambas Cámaras.

El senador del Partido Colorado Pedro Bordaberry afirmó este miércoles en su cuenta de Twitter tener "la sensación de que Mujica "está mal, irascible, sin la calma que debe tener un presidente".

Larrañaga, por su parte, dijo que "quisiera ver al presidente fuerte hacia fuera y no hacia dentro".

"Los vemos rendidos, sumisos y claudicantes" con Argentina, indicó en alusión a los miembros del Ejecutivo uruguayo.