La mayoría de los estadounidenses cree que eliminar los planes de austeridad en Francia y Grecia sería un error y que más bien los recortes fiscales ayudarán a mejorar la situación económica y financiera en ambos países, según una encuesta divulgada hoy.

La encuesta, realizada por Rassmussen Reports el lunes y martes pasados, después de las elecciones en ambos países europeos, indicó que el 61% de los estadounidenses cree que los recortes en los gastos gubernamentales "haría más para mejorar la situación económica y financiera en Francia y Grecia" que dejarlos de lado.

"Los nuevos líderes elegidos en Francia y Grecia han sugerido que los esfuerzos de austeridad en sus países podrían estar llegando a su fin, pero en lo que concierne a los estadounidenses, eso es un paso en la dirección equivocada", dijo Rasmussen Reports, una empresa que realiza sondeos desde 2003.

Sólo el 20% de los sondeados cree que un aumento en el gasto fiscal es la mejor manera de abordar la crisis, mientras que un 18% por ciento se manifestó indeciso en torno al tema.

Según Rasmussen Reports, una empresa de corte conservador, "esto ayuda a explicar por qué una pluralidad (44 %) de los estadounidenses cree que los resultados electorales en Francia y Grecia perjudicarán a la economía europea".

Sólo el 16 % cree que los nuevos líderes elegidos ayudarán a la economía europa, mientras que el 20 % opina que los resultados no tendrán impacto, y un porcentaje igual dijo no estar seguro, indicó la encuesta.

La empresa encuestadora destacó las diferencias partidistas de los estadounidenses en torno a la situación en Francia y Grecia: el 56 % de los republicanos y el 50 % de los votantes independientes cree que los resultados de los comicios serán perjudiciales para la economía europea.

Sólo el 26 % de los demócratas no estuvo de acuerdo con esa percepción.

La encuesta indicó que el 80 % de los republicanos y el 67% de los votantes no afiliados a ningún partido cree en los recortes fiscales como solución a los problemas de la economía en ambos países.

Según un desglosado de la encuesta, el 53% de los inversionistas cree que los resultados electorales en Francia y Grecia perjudicarán a la economía europea, un punto de vista compartido por tan sólo el 32% de los no inversionistas.

Mientras, en un margen de 63% a 58%, los inversionistas apoyan firmemente la continuación de los recortes gubernamentales para mejorar la situación económica en Francia y Grecia.

En Francia, el socialista Francois Hollande venció el pasado domingo en segunda vuelta al actual presidente, el conservador Nicolas Sarkozy, mientras que en Grecia las elecciones han dejado un Parlamento fragmentado con siete partidos y grandes dificultades para formar un nuevo Gobierno.

El sondeo telefónico se realizó entre mil adultos y tiene un margen de error de más o menos tres puntos porcentuales.