Los estadounidenses apoyan como solución para los jóvenes indocumentados la esencia del proyecto de ley del Dream Act, por delante de otras opciones legales o de la deportación, según el sondeo que publicó hoy la revista "National Journal".

El 49 % de los encuestados cree que los jóvenes indocumentados pueden quedarse como estudiantes o militares en el país con lo que podrían acceder a la ciudadanía una vez acabados sus estudios o su servicio militar, tal y como recoge el proyecto defendido por la Administración Obama, conocido como Dream Act.

Esta opción supera al 35 % de apoyos a la fórmula de quedarse en el país estudiando o realizando el servicio militar pero sin garantías de acceder a la ciudadanía, una opción que "National Journal" vincula a la alternativa al Dream Act en la que está trabajando el senador republicano Marco Rubio.

El 10 % de los estadounidenses es contrario a ambas opciones legales y prefiere que estos jóvenes sean deportados. El 6 % restante no tiene opinión sobre ellos, apuntó la encuesta.

La opción de los demócratas tiene un amplio apoyo entre sus electores (58 % la ven como la mejor opción), pero la propuesta que la revista vincula con el senador Rubio tiene un menor apoyo republicano (40 %).

La encuesta también preguntó sobre algunos aspectos controvertidos de la ley SB1070 de Arizona, la primera en el país en criminalizar a los indocumentados y que el Tribunal Supremo deberá dictar la constitucionalidad de parte de ella.

Los encuestados la apoyaron en su mayoría. El 57 % defiende que la policía cuestione a los sospechosos de ser indocumentados, el 53 % que las autoridades detengan a todos aquellos que no puedan demostrar su estatus y el 47 % cree que debería considerarse un delito que un indocumentado intente trabajar.

La encuesta, realizada entre los pasados 3 y 6 de mayo, preguntó sobre aspectos de materia migratoria a 999 adultos y su margen de error es de 3,6 puntos porcentuales. EFE