La misión de la OTAN en Afganistán (ISAF) espera que Francia continúe con las operaciones conjuntas en Afganistán, pese a las intenciones del presidente electo, François Hollande, de adelantar la retirada a finales de este año.

"Los franceses tomarán las decisiones que tengan que tomar y las respetaremos", señaló en videoconferencia el número dos de la misión de la OTAN en Afganistán, el teniente general británico Adrian Bradshaw.

No obstante, Bradshaw señaló que espera que el Gobierno francés mantenga las tropas hasta finales de 2014, fecha en la que está previsto que se complete la transición de las labores de seguridad a manos de las Fuerzas Armadas afganas.

"Tenemos muchas esperanzas de que van encontrar la manera de seguir siendo participantes activos de esta coalición hasta el finales de 2014, y creemos que sigue siendo una fuerte posibilidad", agregó.

En caso de que no fuera así "lo respetaremos y les agradeceremos sus fantásticos esfuerzos y los sacrificios que sus soldados han hecho", añadió.

El presidente electo francés, el socialista François Hollande, se ha comprometido a retirar a los soldados de su país de Afganistán a finales de 2012, lo que supone un adelanto de dos años sobre el calendario de salida de la OTAN.

Preguntado sobre si teme que la decisión de Francia afecte a otros miembros de la coalición señaló que dentro de la coalición, la unión es "muy fuerte" y ministros de Exteriores y jefes de Defensa le han expresado su "total compromiso" de mantenerse en el trabajo hasta diciembre de 2014.

Además, "muchos han hablado de seguir contribuyendo después", agregó, ya que la OTAN prevé dejar algunas unidades militares que se encargarían de continuar el adiestramiento de las fuerzas afganas.

Las promesas de campaña de Hollande chocan, en principio, con ese calendario, ya que el presidente electo ha reafirmado su compromiso de retirar a los soldados de su país ya para finales de 2012, lo que supone un adelanto de dos años.

La ISAF cuenta actualmente con unos 129.000 soldados, de los que 3.300 son franceses.

Bradshaw señaló que la campaña en Afganistán "continúa en buen camino" aunque "queda trabajo por hacer" para continuar construyendo y reafirmando las capacidades de las Fuerzas Armadas afganas.

En concreto destacó que el momento de fortaleza de la insurgencia fue revertido en 2011 y han registrado una reducción similar a principios de 2012.

En este sentido mencionó "informes fiables" de que los líderes talibanes sienten la presión de la misión internacional además de la falta de armamento, equipo y financiación.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, se encuentra hoy Washington donde se reunirá con el presidente de EE.UU., Barack Obama, para preparar la cumbre de la Alianza que se celebrará en Chicago el 20 y 21 de mayo, en la que se discutirá sobre el futuro de Afganistán.