El encarcelado ex dictador Manuel Noriega fue hospitalizado el miércoles para ser tratado de una gripe y bronquitis, informaron las autoridades.

La portavoz del Ministerio de Gobierno, Vielka de Pritsiolas, dijo a The Associated Press que los médicos del centro penitenciario en donde está encerrado Noriega decidieron el traslado del ex hombre fuerte al hospital público Santo Tomás de la capital, para "que lo vieran especialistas" y tras presentar fiebre alta.

La ministerio de Gobierno señaló en un comunicado que en el hospital se le diagnosticó resfriado y bronquitis a Noriega, "recomendando su hospitalización hasta que dicho cuadro, que es propio de la temporada (lluviosa), desaparezca satisfactoriamente".

El ex hombre fuerte permanece confinado para purgar condenas de tres homicidios en el centro penitenciario El Renacer, instalado en una zona boscosa cercana al Canal de Panamá y a 40 kilómetros al norte de la capital.

Noriega, quien gobernó entre 1983-89, fue extraditado por Francia a Panamá en diciembre.

El 5 de febrero fue hospitalizado de urgencia al sufrir una crisis hipertensiva, pero recibió alta médica cuatro días después.

Los médicos privados de Noriega aseguran que su cliente sufrió al menos dos derrames cerebrales encarcelado en Estados Unidos y que su salud es frágil. Han pedido a las autoridades panameñas que permitan su depósito o reclusión hospitalaria al considerar que la cárcel no cuenta con una adecuada atención médica.

"Eso (el traslado de Noriega al hospital) corrobora lo que hemos planteado desde un principio que este es un paciente que está en un lugar no adecuado para estos eventos", dijo por teléfono a la AP Eduardo Reyes, uno de los médicos privados del ex dictador.

Noriega estuvo preso dos décadas en prisiones de Estados Unidos y Francia por condenas de narcotráfico y blanqueo de capitales, respectivamente. Su expulsión por la invasión de Estados Unidos el 20 de diciembre de 1989 puso fin al régimen militar panameño que se prolongó por 21 años (1968-89).