Al menos seis soldados sirios resultaron heridos hoy por el estallido de un artefacto colocado en su vehículo, que se encontraba próximo a un convoy de observadores de la ONU en el sur del país, informaron a Efe fuentes rebeldes.

El portavoz del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS) en el país, coronel Qasem Saadedin, afirmó que la explosión causó heridas a seis soldados y que los observadores se encuentran en buen estado.

El ataque ocurrió en la ciudad meridional de Deraa, bastión opositor donde estallaron las protestas contra el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, en marzo de 2011.