El secretario de Estado español de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia, llegó hoy a Bolivia para conversar con el presidente Evo Morales y varios ministros sobre las relaciones bilaterales, incluida la reciente expropiación de una filial de Red Eléctrica de España (REE).

Gracia llegó de madrugada y su agenda comenzó con un desayuno con empresarios españoles en la residencia del embajador español en la Paz, Ramón Santos, tras lo cual tiene previstas una entrevista con el ministro boliviano de Relaciones Exteriores, David Choquehuanca, y una rueda de prensa en la cancillería.

Esta tarde lo recibirá Morales y asistirá a una recepción por el Día de Europa en la embajada de la Unión Europea.

Varios empresarios españoles tuvieron dificultades para llegar al desayuno con Gracia porque La Paz vive una semana de conflictos sociales y laborales, incluido un paro de transportistas que la paralizó totalmente el lunes y el martes y una huelga general de tres días que comienza hoy.

Uno de ellos tuvo que llegar hasta La Paz en el asiento trasero de una moto desde el aeropuerto de la vecina ciudad de El Alto, a 4.000 metros de altitud, debido a los bloqueos de los transportistas.

El jueves Gracia tiene previstas reuniones con el vicepresidente, Álvaro García Linera, y con los titulares de varios ministerios bolivianos que reciben cooperación española, encabezados por la ministra de Planificación para el Desarrollo, Viviana Caro.

La visita estaba programada desde hace semanas, para repasar la cooperación y las inversiones de España en Bolivia, aunque ahora es posible que la expropiación de la filial de REE, Transportadora de Electricidad (TDE), centre buena parte de las conversaciones, dijeron a Efe fuentes diplomáticas.

Tras Estados Unidos, España es el segundo inversor extranjero en este país andino de diez millones de habitantes.

En Bolivia siguen operando unas veinte empresas españolas, entre ellas Repsol (la principal, con 80 % de las inversiones hispanas), Iberdrola, BBVA, Abertis, Santillana y Maxam.

Las inversiones foráneas totales en Bolivia sumaron 859 millones de dólares en 2011, 28 % más que en 2010, pero muy lejos de las que recibieron vecinos como Brasil (66.660 millones), Chile (17.299), Perú (7.659) o Argentina (7.243).

El presidente de REE, José Folgado, tuvo este lunes en La Paz una primera reunión con el ministro boliviano de Hidrocarburos y Energía, Juan José Sosa, sobre la indemnización que espera la eléctrica española por la expropiación.

Sosa aseguró que fue una sesión "informativa", en un "ambiente cordial", sobre los motivos del decreto que dictó Morales el 1 de mayo arguyendo falta de inversiones, que sorprendió tanto a REE como el Gobierno de España, y sobre la contratación de una empresa para evaluar los activos y pasivos de TDE.

Folgado dijo que la situación "evoluciona" de forma "satisfactoria", aunque "mentiría" si dijese que le agrada la expropiación.

Ni Sosa ni Folgado hablaron de un anuncio previo del vicepresidente Linera sobre pagar a REE una compensación "pequeña o diminuta", o quizá "nada".

En entrevista con Efe, Folgado aseguró que "de momento no hay arbitrajes", a menos que Bolivia no respete el compromiso de transparencia, diálogo y buena fe para definir la compensación, para lo cual se contratará una empresa independiente.

Desde que llegó al poder en 2006, el nacionalista y populista Morales ha expropiado cerca de veinte empresas de hidrocarburos, electricidad, cementos y minas, entre otros sectores, de las cuales unas quince iniciaron arbitrajes al no poder acordar la indemnización.

Folgado tuvo que caminar con el embajador Santos durante casi una hora para llegar al ministerio de Energía, debido a los bloqueos de los transportistas.