El científico mexicano Rodrigo Medellín, una autoridad internacional en materia de murciélagos, ha sido premiado por su investigación sobre estos mamíferos voladores, lo que para él supone una prueba de que el público ha empezado a valorarlos.

El galardón, que le entregará esta noche en Londres el Fondo Whitley para la Naturaleza y está dotado con 30.000 libras (37.200 euros), reconoce los esfuerzos de Medellín por conservar a los murciélagos.

En una entrevista telefónica hoy con Efe, el experto dijo que este premio es para él "un honor" porque "significa que los murciélagos están siendo reconocidos por lo que valen y por los beneficios que nos aportan a los seres humanos".

"He dedicado mi vida -dijo- a demostrarle al mundo que realmente los murciélagos son una fuente de beneficios constantes para el ser humano. Este premio me hace pensar que el sentimiento de la gente hacia los murciélagos está cambiando de manera significativa".

Con la dotación económica que recibirá, Medellín espera ampliar sus programas de conservación a otros cuatro estados de México, además de los veintidós en los que ya está presente.

"El principal riesgo para los murciélagos es la ignorancia y la falta de conocimiento del público, que tristemente genera un miedo y un odio completamente irracional a estos animales", se lamentó el biólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Entre los problemas que afrontan estos animales, Medellín citó la destrucción de sus refugios con dinamita, el vandalismo en las cuevas, el uso de gas cianuro para terminar con ellos, las especies invasoras y el síndrome de la nariz blanca (una enfermedad causada por un hongo y que se ha detectado en el noreste de EEUU).

El científico mexicano subrayó que uno de los principales beneficios de los murciélagos para los seres humanos es el control biológico de las plagas agrícolas, ya que la mayoría de estos animales se alimentan de insectos.

"Según nuestros estudios, cada millón de murciélagos destruye aproximadamente diez toneladas de insectos cada noche. Sin ellos, los insectos se comerían cosechas enteras de maíz, algodón, frijol o chile", precisó Medellín.

En este sentido, Medellín descubrió en sus investigaciones que el valor económico del control de plagas agrícolas por parte de los murciélagos equivale a 700.000 dólares (541.000 euros) por cada cien kilómetros cuadrados de cultivo de algodón.

Medellín recordó también que estos animales desempeñan un papel muy importante en la polinización de plantas como el agave -del que se extrae el tequila-, o los cactus saguaros, que no podrían existir sin ellos.

Entre sus líneas de investigación presentes y futuras figuran las rutas y fechas migratorias de estas especies y el estudio del comportamiento de los murciélagos hematófagos, aquellos que se alimentan de sangre y que, según Medellín, inspiraron a Bram Stoker para su novela "Drácula".

Medellín recibirá el premio Whitley durante una ceremonia que tendrá lugar en la Real Sociedad de Geografía de Londres, de manos de la princesa Ana, hija de la reina Isabel II. EFE