El comercio entre Asia y América Latina y el Caribe (ALC) se elevó hasta los 442.000 millones de dólares en 2011 y ha aumentado a una tasa anual del 20,5 % en los últimos 12 años, según un estudio conjunto del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Asiático de Desarrollo (BAD).

Asia es el segundo socio comercial de Latinoamérica con un 21 % del total, solo superado por EE.UU., que representa un 34 %.

Pese a este incremento, la contribución de América Latina al comercio asiático se encuentra aún a un nivel bajo del 4,4 %, indicó el informe titulado "Estructurando el futuro de la relación entre Asia y América Latina y el Caribe" y presentado esta semana.

El aumento del volumen de comercio viene dado principalmente por la demanda de Asia por minerales y alimentos que se encuentran de manera abundante en ALC, y por las importaciones de bienes manufacturados asiáticos por parte de América Latina.

A juicio de Mauricio Moreira Mesquita, coautor del informe y economista del Sector de Integración y Comercio del BID, "la severidad de la falta de recursos en Asia, así como su continua ventaja competitiva en manufacturas, sugiere que la dinámica materias primas-por-manufacturas continuará impulsando la relación comercial durante décadas".

No obstante, Moreira señaló que el cambio de este modelo pasa por "agregar sofisticación a sus exportaciones hacia el continente asiático, sacando ventajas en áreas como la biotecnología, la minería sostenible y la energía limpia".

El fortalecimiento de los vínculos entre las dos regiones ha provocado que se pusiesen en práctica 18 acuerdos de libre comercio desde 2004, y cuatro más han sido firmados desde entonces.

También las inversiones interregionales han aumentado, aunque la mayor parte se concentran en América Latina, principalmente en Brasil, Argentina y México, y como países emisores destacan China, Japón y Corea del Sur.

Tanto el BID como el BAD destacaron que es clave para afianzar la integración regional la importancia de que los gobiernos simplifiquen las regulaciones, eliminen trabas y faciliten el acceso a la información sobre sus respectivos mercados.