El peruano Carlos Enrique Cárdenas Guzmán, solicitado en extradición por la justicia de su país por lavado de activos, fue detenido en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias, confirmaron hoy a Efe fuentes policiales.

Cárdenas, quien había sido capturado dos veces en el pasado en Colombia, fue detenido en un puesto de control callejero en el sector turístico de Bocagrande.

La Policía considera que el peruano, conocido con los alias de "Mosquito", "Bebeto" o "Romario", heredó de su fallecido padre, Guillermo Cárdenas Dávila, una organización narcotraficante relacionada con bandas de Italia, Brasil y México, además de Colombia.

Cárdenas Dávila tenía el alias de "Mosca Loca" y fue asesinado en la prisión peruana en la que purgaba una pena por narcotráfico.

El heredero de "Mosca Loca" había sido detenido por primera vez en Bogotá, en 1997, y luego en Cali, en 2011. EFE