Francisco Costa lleva a la mujer a conocer los atardeceres en su país con su nueva colección "Un viaje mágico a Brasil" que presentó hoy en Nueva York, con la que busca sumarse a los esfuerzos para conservar la selva amazónica.

"La colección está inspirada en un atardecer en Brasil", dijo a Efe Costa, director creativo de la línea femenina de Calvin Klein Collection, que una vez más se decantó por una apuesta minimalista y elegante para esta colección.

Para esta línea de vestidos, propios para el verano que está a la vuelta de la esquina, el diseñador opta por el amarillo, guayaba pálido, color carne, tonos de gris, blanco y negro, y combinación de estos colores en algunas piezas.

Los colores, dijo además Costa a Efe, están inspirados "en cómo el sol se refleja en el cemento de los edificios" en los atardeceres en Brasil, del que dijo estar orgulloso.

"Un viaje mágico a Brasil", de Francisco Costa para Calvin Klein es la primera colaboración del diseñador, de 48 años, para los grandes almacenes Macy's, donde estará a la venta a partir del lunes en más de 80 tiendas en EE.UU. y a través de su página web.

La colección, que sólo estará disponible durante mayo y junio y con precios accesibles que por primera vez el público puede obtener entre los 135 y 180 dólares, fue confeccionada en crepé y jersey o combinación de estos.

"Un viaje mágico a Brasil" forma parte de la campaña "O Mercado" que los grandes almacenes dedican a Brasil y su cultura con artículos exclusivos, de edición limitada, que van desde ropa, bolsas y joyería hasta artículos para el hogar, inspirados y fabricados en ese país, recreando un ambiente festivo en sus tiendas.

El 10 por ciento del precio de venta de cada producto que se venda en "O Mercado", tanto en las tiendas como por Internet, se destinará a la organización sin ánimo de lucro The Nature Conservancy y a sus esfuerzos para proteger la selva amazónica.

La colección de vestidos, largos y cortos, con y sin mangas, algunos de cuello en V, otros redondos, o que envuelven la figura femenina, está influenciada además por la moderna arquitectura de Brasil, presente en sus sencillas y definidas líneas.

De acuerdo con Costa, esta juvenil y veraniega colección "refleja tanto mis raíces como el eterno espíritu moderno de Calvin Klein".

"Son vestidos que se pueden usar tanto de día para el trabajo como en la noche y los fines de semana", señaló Costa.