La Corte Suprema prohibió al Exxon Valdez entrar a India hasta que el navío protagonista de uno de los peores derrames petroleros en Estados Unidos sea descontaminado.

Una empresa dedicada al desguace de buques compró el barco para desmantelarlo, y el navío ahora conocido como Oriental Nicety entró en aguas indias la semana pasada.

Según la orden de la corte, no se le debe permitir atracar al otrora Exxon Valdez hasta que haya sido descontaminado.

El activista medioambiental Gopal Krishna dijo el miércoles que las autoridades estatales posteriormente cancelaron el permiso para que el barco ancle cerca de la costa del estado de Gujarat.

La compañía contratada para desmantelar el barco planea apelar.

El tribunal citó una convención de Naciones Unidas que pide la descontaminación en el país de exportación del barco. Mercurio, arsénico, asbesto y residuos de petróleo pueden contaminar los cascos de los barcos y las bodegas.