Dos vuelos de Southwest Airlines entre Phoenix y el aeropuerto John Wayne del condado de Orange tuvieron que permanecer en tierra el martes en la noche luego de una amenaza telefónica, dijeron las autoridades.

Ambos aviones fueron examinados sin haber encontrado nada.

La amenaza fue hecha mientras el vuelo 1184 iba en camino a Phoenix desde el condado de Orange, dijo la portavoz de Southwest Ashley Dillon. El avión fue llevado a un lugar aislado luego de aterrizar en Phoenix.

La fuerza antiterrorista del FBI trabajó con el Departamento de Policía de Phoenix para la revisión del avión, dijo Manuel Johnson portavoz del FBI.

La amenaza provocó que Southwest cancelara otro vuelo — el 811 — programado para viajar del condado de Orange a Phoenix, dijo Dillon. El vuelo fue cancelado antes de que los pasajeros abordaran en el condado de Orange, especificó.

Las autoridades locales revisaron el avión en el aeropuerto sin encontrar nada.

Dillon dijo que la amenaza no era específica para alguno de los dos vuelos. Ambas naves permanecerán en el lugar donde están hasta mañana.

Dillon dijo que no podía decir quién recibió la amenaza o qué implicaba específicamente la amenaza.