El piloto español Fernando Alonso ha declarado, a dos días del comienzo del Gran Premio de España de Fórmula Uno, que espera una mejora en el rendimiento de su Ferrari, que lo importante es progresar y que "no será el fin del mundo" si en Barcelona no está en la 'pole position'.

"En Montmeló contamos con dar un paso adelante, pero hasta el sábado no sabremos lo grande que será ese paso. Tenemos novedades en el F2012; algunas de ellas las probamos la semana pasada en los test de Mugello y las demás las ensayaremos el viernes en los entrenamientos libres", señala Alonso en el diario que tiene alojado en la web de Ferrari.

"Está claro que tras haber limitado los daños en las cuatro primeras carreras del año lo que ahora tenemos que hacer es cambiar la tendencia. No será el fin del mundo sí en Barcelona no estamos en la 'pole'; lo importante es progresar y reducir la distancia lo máximo posible, primero en Barcelona, luego en Mónaco y después en Montreal, Valencia y Silverstone", señaló Alonso, quinto en el Mundial a diez puntos del líder, el alemán Sebastian Vettel (Red Bull), y ganador del Gran Premio de Malasia.

El asturiano considera que "la temporada es larguísima" y que aún "quedan dieciséis carreras por disputar, el mismo número de pruebas que había en todo el calendario de 2003".

"Ahora tenemos que seguir trabajando día y noche, como hacían los mecánicos de Gilles (Villeneuve, piloto canadiense de Ferrari que murió en 1982) que ayer conocí, y como hoy hacen nuestros chicos, con los que hoy viajo en avión a Barcelona", agregó.

Alonso se refiere al "mismo espíritu de los que quieren ganar y luchan por conseguirlo con todas sus fuerzas". "El espíritu que yo siempre he tenido desde que era niño y pilotaba en kart", añade.