La tercera fase del traspaso de la seguridad en Afganistán a las fuerzas de seguridad locales empezará en los próximos diez días, dijo hoy una fuente oficial, que añadió que todas las capitales de provincia quedarán ya bajo su control.

"La nueva fase de la transición comenzará muy pronto, antes de la cumbre de la OTAN en Chicago (que tendrá lugar los próximos 20 y 21 de mayo)", afirmó en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Defensa, Zahir Azimi.

El portavoz precisó que tras la tercera ronda de traspasos las fuerzas de seguridad afganas tendrán el control de las 34 capitales provinciales del país, casi la mitad de las cuales está aún en manos de los militares de la misión de la OTAN en el país (ISAF).

Esta fase incluirá en total 230 distritos distribuidos por todo el territorio afgano, aunque las autoridades no revelaron detalles sobre qué zonas serán traspasadas ni sobre el calendario de esta etapa.

El traspaso del control de la seguridad de Afganistán a la Policía y el Ejército afganos comenzó el pasado mes de julio de forma paralela al inicio de la retirada del contingente militar internacional, presente en Afganistán desde el año 2001.

En la primera fase pasaron a control afgano solo siete zonas, mientras que en la segunda -que empezó en diciembre- las fuerzas locales tomaron el control de 56 áreas con las que, en total, ya se ocupan de la seguridad de casi la mitad de la población del país.

A pesar de que los talibanes iniciaron hace una semana su habitual ofensiva de primavera, la OTAN prosigue con la retirada de los cerca de 120.000 militares que mantiene desplegados en Afganistán, un proceso que está previsto que termine en 2014.