(Actualiza con reacción de activista mexicana)

Como un avance fue considerado por activistas de América y políticos de EE.UU. el pronunciamiento del presidente Barack Obama, hecho hoy por vez primera públicamente, en favor del matrimonio homosexual, mientras que su probable rival republicano, Mitt Romney, reafirmó su oposición.

En su apoyo a la unión civil entre parejas del mismo sexo, Obama rompió su silencio tras la presión de los últimos días para que se manifestara sobre un asunto que puede ser decisivo para decantar el voto en las elecciones presidenciales de noviembre.

En Estados Unidos, el matrimonio homosexual es legal en los estados de Nueva York, Connecticut, Iowa, Massachusetts, Nuevo Hampshire y Vermont, y en el Distrito de Columbia, al que pertenece Washington, la capital del país.

En otros estados como Washington y Maryland, lo serán próximamente, mientras que otros cinco (Delaware, hawai, Illinois, Nueva Jersey y Rhode Island) permiten uniones civiles entre homosexuales.

El matrimonio homosexual también se puede contraer en Canadá.

Después del anuncio de Obama, Romney, probable rival del actual presidente en las elecciones de noviembre, reafirmó su oposición al matrimonio y a las uniones civiles entre homosexuales.

"Mi punto de vista es que el matrimonio en sí mismo es una relación entre un hombre y una mujer y esa es mi preferencia", dijo Romney en un acto en Oklahoma.

Por el otro lado, las principales figuras políticas de Nueva York, el gobernador, Andrew Cuomo, y el alcalde, Michael Bloomberg, apoyaron hoy a Obama.

"Se trata de un gran punto de inflexión en la historia de los derechos civiles en Estados Unidos porque nunca antes un presidente había apoyado una mayor expansión de los derechos civiles", afirmó el alcalde de la Gran Manzana en un comunicado.

El gobernador de Nueva York, quien recibió este martes a Obama en Albany, la capital estatal, coincidió al decir que las declaraciones del presidente de hoy son "un gran avance" en la lucha por los derechos civiles.

También el cantante y actor puertorriqueño Ricky Martin, quien admitió en 2010 su homosexualidad, agradeció a través de la red social Twitter, al gobernante de EE.UU. este pronunciamiento.

"@BarackObama gracias por afirmar que todos los americanos merecen sus derechos por igual. Histórico! Qué orgullo ser su anfitrión el próximo lunes", escribió Martin, quien se refería al acto de recaudación de fondos el próximo día 14 en el Museo de Arte Rubin de Nueva York, en favor de la campaña electoral de Obama que busca atraer el voto latino con miras a su reelección.

Argentina fue el primer país de América Latina en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, en julio de 2010. Además, es constitucional en Ciudad de México, una de las urbes más pobladas del mundo, y la ley civil del estado de Quintana Roo permite que los matrimonios, sin precisar su sexo, se reconozcan.

La activista Patricia Novelo, una de las mujeres que logró obtener su certificado de matrimonio con una persona del mismo sexo en México en 2011, opinó que EE.UU. es un país "que vive con un índice alto de discriminación en todos los sentidos y Obama entiende eso y la problemática que existe, ya sea por el tono de piel, por la libertad religiosa o la orientación sexual".

En Ecuador, donde los homosexuales pueden contraer uniones civiles aunque no pueden adoptar, el activista Efraín Soria, del grupo "Equidad", que lucha por los derechos de gais, lesbianas, bisexuales y transexuales (GLBT), manifestó que la posición de Obama es un paso "muy importante" en la formulación de políticas sociales incluyentes.

Ello también demuestra que la comunidad gay en el mundo tiene "más aliados y que esta lucha está tomando cada vez más fuerza", agregó Soria, aunque dijo que esa pugna "sigue siendo desigual" ante sectores ultraconservadores y el "fundamentalismo religioso" que se oponen a los cambios.

Mientras, el diputado federal brasileño Jean Wyllys, miembro de la Comisión de Derechos Humanos y Minorías de la Cámara y reconocido activista por los derechos de los homosexuales, declaró a Efe que "es simbólicamente muy importante" el anuncio de Obama, más aún en un momento en que ellos están "luchando por el matrimonio civil igualitario".

En este país se permite la unión civil de homosexuales, aunque no cuentan con los mismos derechos que un matrimonio común.

En Cuba no están legalizadas aún las uniones o matrimonios de personas del mismo sexo, pero existe un anteproyecto pendiente de la aprobación de la Asamblea Nacional (Parlamento) que contemplaría ese aspecto, entre otros.

El Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) que dirige Mariela Castro, hija del presidente Raúl Castro, lidera la iniciativa que propone la modificación del Código de Familia vigente, para que incluya la unión legal entre parejas homosexuales.

Castro dijo en una rueda de prensa el pasado martes 8 con motivo de la "V Jornada Cubana contra la Homofobia", que está previsto presentar el proyecto durante la actual legislatura de la Asamblea Nacional que concluirá en 2013, y de la que aún quedan dos reuniones ordinarias, en julio y diciembre próximos.

El anuncio de Obama también fue recibido con optimismo por la representante del grupo lésbico paraguayo "Aireana", Carolina Robledo, aunque consideró que existen otros derechos más urgentes como la no discriminación y el acceso al trabajo de los homosexuales.

"Está de moda hablar del matrimonio (gay) y me gano unos puntos, unos votos. Los candidatos toman este tipo de asuntos para generar polémica y también para conquistar más votos", opinó la activista paraguaya, donde el matrimonio homosexual no está reglamentado.

En los países centroamericanos tampoco hay un reconocimiento civil a la unión homosexual, pero "es una lucha bastante tenaz la que se está dando", consideró Ricardo Beteta, presidente de la agrupación gay Hombres y Mujeres Nuevos de Panamá (AHMNP), quien dijo que el apoyo de Obama tendrá un impacto muy fuerte a nivel internacional.

En Nicaragua, la procuradora especial de la diversidad sexual, Samira Montiel, declaró a Efe que el respaldo del presidente de Estados Unidos al matrimonio entre personas homosexuales "es un motivo de mucha alegría".

Montiel, que reconoció que en Nicaragua hay una "evolución positiva y favorable" sobre el tema, lo dicho por Obama es un avance de más de la comunidad lésbico, gay y transexual en el mundo, ya que Estados Unidos es la cuna del movimiento". EFE