La recuperación en ataque del alero británico-sudanés Luol Deng y la gran defensa que realizaron los Bulls de Chicago les permitió ganar por 77-69 a los Sixers de Filadelfia en el quinto partido de la eliminatoria de cuartos de final de la Conferencia Este.

La victoria evitó que los Bulls quedasen eliminados, aunque los Sixers siguen con la ventaja parcial de 3-2 y el sexto partido se jugará el jueves, en el Wells Fargo Center, de Filadelfia.

Deng, que no había estado bien en el apartado ofensivo en los partidos anteriores, esta vez surgió con 24 puntos, ocho rebotes, dos recuperaciones de balón y dos tapones.

El ala-pívot Carlos Boozer también se mantuvo como el jugador más completo de los Bulls al conseguir 19 puntos, 13 rebotes y seis asistencias.

Sin el base estrella Derrick Rose y el pívot titular Joakim Noah, los Bulls jugaron su mejor defensa y superaron a un rival que demostró que no tiene demasiados recursos en su juego ofensivo ni a una estrella que pueda aportar los puntos decisivos.

La clave estuvo en los nueve puntos de ventaja que lograron los Bulls en la primera parte (35-26) y que mantuvieron hasta el final del partido.

El porcentaje del 32 por ciento de acierto en los tiros de campo conseguido por los Sixers fue el peor de toda la temporada del equipo de Filadelfia.

El base Jrue Holiday fue el mejor encestador de los Sixers al aportar 16 puntos y encabezar la lista de cuatro jugadores que tuvieron dobles dígitos.

Entre ellos el escolta Lou Williams que llegó a los 13 mientras que el alero Andre Iguodala y el pívot Spencer Hawes aportaron 11 puntos cada uno. Hawes también sumó 14 rebotes, tres asistencias y dos tapones.

Iguodala simbolizó la poca inspiración ofensiva de los Sixers durante todo el partido al fallar 15 de 19 tiros de campo.