Los precios de las acciones en Wall Street cerraron el martes en baja luego que la inestabilidad política en Grecia atizó los temores de los mercados mundiales.

Los mercados europeos cerraron cerca de mínimos no vistos en varios meses, luego de que la dirigencia política griega diera indicios de incapacidad para formar un gobierno de coalición y el euro se acercó a su nivel más bajo ante el dólar en cinco meses.

Un líder político griego clave, Alexis Tsipras, dijo que el país ya no está obligado a cumplir sus promesas previas de recortar su gasto presupuestal a cambio de obtener rescates financieros internacionales.

Una serie de transacciones en el último momento ayudaron a los índices a recuperar algo de sus pérdidas. El índice industrial Dow Jones cayó casi 200 puntos durante la jornada, pero recuperó algo de terreno antes de cerrar con una pérdida de 76,44 unidades (0,6 en 12.932,09.

El S&P 500 bajó 5,86% (0,4, para quedar en 1.363,72, mientras que el Nasdaq perdió 11,49 (0,4%) para quedar en 2.946.27.

Alrededor de tres acciones bajaron por cada dos que subieron en la Bolsa de Valores de Nueva York, donde el volumen de operaciones fue promedio, de 4.210 millones de acciones.

Horas antes, las bolsas europeas sufrieron fuertes pérdidas. El índice británico FTSE 100 cayó 1,8% y cerró en 5.554,55, mientras el índice alemán DAX perdió 1,9% a 6.444,74. El índice francés CAC-40 declinó 2,8% y terminó en 3.124,80.

Los precios de bienes de consumo como el petróleo y el cobre, que dependen de la salud de la economía mundial, se desplomaron. La agitación en Europa se sumó a las preocupaciones por un menor crecimiento económico en China y menor creación de empleos en Estados Unidos.

La volatilidad en las transacciones en los mercados está aumentando a medida que la crisis deudora de Europa "se acelera a un punto donde no es posible controlarla realmente con la especie de curita que han empleado", dijo Daniel Alpert, socio administrativo en el banco de inversiones Westwood Capital Partners LLC.

En Grecia el martes, Tsipras, un político de izquierda que lucha por formar un nuevo gobierno de coalición, declaró que el país ya no está obligado por sus promesas de recortar el gasto público abruptamente a cambio de préstamos internacionales para rescatarlo.

Tsipras también exigió una cesación de pagos en el reembolso de parte de la deuda de Grecia, alegando que es "oneroso". El principal índice bursátil en el país cerró con un desplome del 3,6% después que la víspera cayó 7%.

Los electores griegos rechazaron el domingo a los partidos que habían impuesto los profundos recortes al gasto público exigidos por los prestamistas del dinero de rescate. Los recortes a las pensiones y los programas sociales están profundizando la aplastante recesión en Grecia.

___

La periodista de The Associated Press Sandy Shore en Denver contribuyó con este despacho.

Daniel Wagner está en Twitter como www.twitter.com/wagnerreports