El argentino Jorge Sampaoli, entrenador de la Universidad de Chile, admitió hoy que será difícil para su equipo remontar el 4-1 que le propinó la semana pasada el Deportivo Quito aunque confió alcanzar el objetivo este jueves en Santiago.

"Fue un golpe duro, debemos trabajar bien para anotar goles en momentos claves del partido y ante un equipo que sabe que juega con ventaja", dijo el técnico nacido en la localidad santafesina de Casilda.

"Buscamos diferentes e infinidad de variantes ofensivas para romper la cerrada defensa que ellos van a imponer", añadió el entrenador del líder del Apertura chileno.

Descartó que una eliminación en octavos de final de la Libertadores sea un fracaso para su equipo y sostuvo que la goleada por 4-1 sufrida en Quito "no refleja lo que pasó en la cancha".

"No nos metieron en el arco, sino que fueron muy prácticos y aprovecharon los espacios que nosotros dejamos atrás cuando quedaron con un hombre menos", dijo Sampaoli, que también expresó su deseo de seguir en Chile, "para tener una U grande, que pelee todos los torneos palmo a palmo.

Sobre el interés de varios equipos extranjeros en ficharlo, entre ellos el Estudiantes de la Plata de su país, Sampaoli confirmó que ha recibido ofertas, pero aclaró que su intención es continuar en el elenco azul, si así lo quieren los directivos.

Sampaoli llevó el año pasado a la U a la conquista de los torneos Apertura y Clausura, y de la Copa Sudamericana.

"En este momento las cosas son coincidentes en un 95 por ciento, pero siempre hay diferencias", dijo al comentar sobre las coincidencias de su proyecto con los directivos.

En lo futbolístico, Sampaoli dijo que el delantero Junior Fernandes "está un poco mejor" y admitió que es "muy complicado" que alcance a estar en buenas condiciones el defensa Igor Lichnovsky.

"Mañana serán probados para ver como están", dijo Sampaoli respecto de ambos jugadores afectados por lesiones musculares.

La U también tiene de baja, por suspensión, al defensa Osvaldo González, expulsado en Quito.

Lo más probable es que Lichnovsky, que según una fuente del equipo médico de la U estará lejos de las canchas por dos semanas, sea sustituido por Albert Acevedo, mientras que la eventual ausencia de Fernandes será cubierta por Felipe Gallegos.

En ese contexto, el probable once inicial de la U es el siguiente: Johnny Herrera; Matías Rodríguez, Albert Acevedo, José Rojas, Eugenio Mena; Charles Aránguiz, Marcelo Díaz, Gustavo Lorenzetti; Junior Fernandes o Felipe Gallegos, Ángelo Henríquez y Emilio Hernández.