Las autoridades mexicanas interceptaron hoy a 24 centroamericanos indocumentados que viajaban en un camión de carga en la capital del país con rumbo a Estados Unidos, en una operación en la que fue detenida una persona, informaron fuentes oficiales.

La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal precisó en un comunicado que 19 de los indocumentados dijeron ser originarios de Honduras y 5 de El Salvador.

En el grupo hay dos menores y cinco mujeres, indicó la dependencia, tras explicar que el "rescate" se produjo en la demarcación de Iztacalco, en el oriente de Ciudad de México, después que unos policías vieron a dos personas descender del vehículo "sin motivo aparente" y corrieron en diferentes direcciones.

Los policías se acercaron para hablar con el conductor, Abel Manilla Vázquez, de 39 años, y pedirle que abriera la puerta de la zona de carga, en cuyo interior se encontraban las 24 personas.

Los indocumentados dijeron que contactaron a una persona en su país natal para que los llevara por "5.000 dólares" hasta Estados Unidos y que habían salido el 14 de abril pasado con la intención de cruzar la frontera por el estado de Tamaulipas.

El conductor fue puesto a disposición de la fiscalía, mientras que los 24 indocumentados fueron presentados ante el Instituto Nacional de Migración (INM), que "contactará a las respectivas embajadas" para comenzar el proceso de repatriación.

Cada año unos 140.000 indocumentados, en su mayoría centroamericanos, cruzan los más de 1.000 kilómetros de frontera que México comparte con Guatemala y Belice para tratar de llegar a Estados Unidos.

En su paso por México, los "sin papeles" no sólo se exponen a las autoridades corruptas, sino a las organizaciones del crimen organizado, que los secuestran para pedir rescates a sus familias o tratar de que engrosen por la fuerza las filas de esas agrupaciones. EFE