La policía disolvió el martes una protesta a la que acudieron cientos de activistas que pasaron toda la noche frente a las oficinas de la presidencia para manifestarse en contra del regreso de Vladimir Putin como mandatario de Rusia.

Dos dirigentes de oposición que convocaron a cientos de sus partidarios a que pasaran la noche en la pequeña plaza en el centro de Moscú fueron detenidos por la policía a primeras horas de la mañana pero luego se les liberó.

Posteriormente fueron acompañados por decenas de seguidores que se habían trasladado a otra plaza, donde prometieron continuar la protesta itinerante.

"Si somos expulsados de aquí nos trasladaremos a otras plazas", dijo Sergei Udaltsov, quien encabeza un movimiento izquierdista y figuró entre los dos dirigentes arrestados. "El objetivo es contar diariamente en las plazas con personas que luchan por la libertad, por un cambio. Es una táctica muy sencilla y pienso que tiene una oportunidad de lograr un resultado exitoso".

Junto a Udaltsov, la policía detuvo a Alexei Navalny, abogado y "bloguero" que adquirió fama por denunciar la corrupción en el gobierno y las corporaciones estatales.

El juego del gato y el ratón entre manifestantes y agentes de la policía inició el lunes, día en que Putin comenzó su tercer periodo como presidente de Rusia con una ceremonia formal de toma de posesión en el Kremlin. Cientos de activistas de oposición trataron de protestar cerca de la Plaza Roja y a lo largo de la ruta de la comitiva de Putin, pero fueron replegados o detenidos por miles de policías antidisturbios.

La policía informó que el lunes arrestó a cerca de 300 personas, pero algunas fueron liberadas posteriormente e incluso detenidas de nuevo.

Decenas de miles participaron en la protesta en contra de la candidatura de Putin meses antes de las elecciones de marzo. Desde entonces las cifras han disminuido, pero el movimiento ha mostrado una resistencia inesperada. Una protesta en vísperas de la ceremonia de juramentación atrajo a más de 20.000 personas.

Putin ha estado en el poder en Rusia desde el 2000, primero como presidente y durante los últimos cuatro años como primer ministro. Acaba de iniciar su tercer sexenio y podrá reelegirse para un cuarto periodo.