Los pequeños empresarios en Estados Unidos recuperaron algo de su optimismo en abril, aunque todavía están preocupados por la economía.

La Federación Nacional de Negocios Independientes (NFIB, por sus siglas en inglés) informó el martes que su índice de optimismo de las pequeñas empresas subió 2 puntos en abril, a 94,5. Esto compensa el descenso de 2 puntos en marzo, pero regresa al indicador apenas al nivel que tenía en febrero de 2011. William Dunkelberg, economista en jefe de la NFIB, consideró débil el resultado.

El analista dijo que los planes de los pequeños empresarios para contratar subieron en abril. Agregó que un mayor número de pequeñas empresas reportó ventas y ganancias superiores.

También consideró mala la noticia sobre la economía de Estados Unidos: el gobierno reportó que el producto interno bruto se desaceleró a una tasa anual de 2,2% en el primer trimestre, respecto de 3% en los últimos tres meses de 2011. Además, la crisis de deuda de Europa no muestra señales de alivio.

Por otra parte, la inflación podría constituirse en otra preocupación porque más integrantes de la NFIB reportaron un incremento en sus precios en los últimos tres meses.

Los economistas han citado la inquietud de los pequeños empresarios como una razón del lento crecimiento laboral este año. El viernes el Departamento del Trabajo indicó que en abril se crearon 115.000 empleos, la menor cantidad desde octubre.

"Lo más seguro es que habrá pocas mejoras en el optimismo, contrataciones o inversiones este año", dijo Dunkelberg en un comunicado.

El índice se basa en un sondeo a 1.817 integrantes de la NFIB. El grupo representa y cabildea a favor de 350.000 pequeños empresarios.