Aún faltan meses para que los atletas pisen la pista olímpica, pero el tiempo se agota para otra feroz competencia: la de encontrar alojamiento en Londres.

Algunos operadores de posadas cobrarán tarifas de cinco estrellas por habitaciones de hostal, y aun así tendrán clientes.

La poca oferta hotelera y la enorme demanda por parte de casi un millón de turistas, empresarios y miembros de la prensa generada por los Juegos Olímpicos hacen que hospedarse en la capital británica — un destino que nunca ha sido barato, dicho sea de paso — sea más caro que nunca.

Ello garantiza un año de bonanza para el sector hotelero y de alquiler de Londres, pero una pesadilla para quienes han postergado los arreglos para su viaje.

De hecho, muchos hoteles céntricos tienen cupo lleno desde mediados de julio hasta mediados de agosto, y aquellos que todavía tienen habitaciones disponibles cobran hasta cuatro veces su tarifa normal.

"Hoy día es casi demasiado tarde para conseguir algo en el centro de Londres", dijo Miles Quest, portavoz de la Asociación Británica de Hospedaje. Los visitantes "necesitan buscar fuera del centro, donde las habitaciones serán claramente más baratas".

Es una oportunidad demasiado buena para desaprovecharla, y los hoteles no son los únicos que le sacan partido. Las agencias y sitios web de posadas vacacionales han reportado un enorme auge en sus operaciones, y muchos dueños de inmuebles planean quedarse en casas de amigos o viajar al extranjero para poder rentar sus casas.

"Hubo un enorme incremento en el tráfico en cuanto comenzó el 2012", dijo Matthew Parker, operador del sitio web Londonrentmyhouse.com, un servicio de enlace para personas que rentan sus casas y visitantes que harán una breve estadía.

"El sitio tiene anuncios nuevos cada día, estamos en los miles ahora, y hay muchos más por venir", añadió.

Es fácil ver por qué. Las autoridades turísticas de Londres esperan unos 900.000 visitantes por los Olímpicos, incluyendo atletas, sus familias, personal de apoyo, periodistas y turistas, y todos necesitan dónde dormir. Esa cifra es adicional a los 1,5 millones que Londres recibe típicamente en agosto.

Aun con los nuevos hoteles que se construyeron en la capital, sólo hay unos 110.000 cuartos de hotel en el área metropolitana de Londres, y casi un tercio fueron reservados para personal de los Olímpicos.

Un reciente sondeo efectuado por el portal de reservaciones Hotels.com indica que la tarifa promedio de una habitación en Londres se ha duplicado para la temporada olímpica en comparación con el año pasado, pero es claro que en muchos casos el incremento es mucho mayor.

En el hotel Travelodge de Stratford, contiguo al Estadio Olímpico, los precios por habitación se han disparado de 50 libras (80 dólares) por noche a 274 libras (436 dólares) para finales de julio.

Los precios de las posadas también han subido, aunque podrían bajar conforme más casas entren en el mercado, cuando más y más personas se den cuenta del potencial para obtener una ganancia rápida.

Los costos varían, desde 75 libras (120 dólares) por una habitación en el departamento de alguien, hasta 20.000 libras (32.000 dólares) por semana en una casa céntrica en Londres. Y hay suficiente demanda para mantener altos los precios.

"Tengo reservado todo el periodo olímpico", dijo Marina Usher Mazur, quien renta su segunda casa de tres dormitorios ubicada en Notting Hill a dos familias estadounidenses por 6.000 libras (9.550 dólares) por semana, más del doble de lo normal. Pero aun así recibió 30 solicitudes.

"Un par de personas me dijeron: 'está loca'. Pero se rentó muy fácilmente", dijo. "Me sorprendió cuánta gente estuvo interesada".