El 50 % de los estadounidenses apoya el reconocimiento legal de los matrimonios homosexuales frente al 48 % contrario a ello, según una encuesta difundida hoy por Gallup, en pleno debate para conocer la posición del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al respecto.

La presión sobre el presidente para que aclare si apoya el matrimonio homosexual aumentó en los últimos dos días, después de que su vicepresidente, Joe Biden, dijera que se siente "cómodo" con que las parejas del mismo sexo se casen y que su secretario de Educación, Arne Duncan, apoyara estas uniones explícitamente.

El apoyo de los matrimonios homosexuales diverge mucho en función del segmento social e ideológico: mientras que el 65 % de los demócratas y el 57 % de los independientes está a favor de una legalización, sólo el 22 % de los republicanos lo ve con buenos ojos.

Asimismo, las diferencias emergen en función de la religiosidad de los estadounidenses, ya que el 88 % de los ciudadanos estadounidenses sin identidad religiosa apoya el matrimonio homosexual, pero los contrarios ganan terreno entre los católicos (47 %) y especialmente los protestantes (59 %).

Pese a que a escala nacional los partidarios superan a los detractores, en un año los favorables al matrimonio entre personas del mismo sexo se ha reducido en tres puntos.

En 2011, el 53 % de los estadounidenses encuestados estaba a favor y el 45 % en contra.

La encuesta, realizada por Gallup entre el 3 y el 6 de mayo, preguntó a 1.024 adultos de todos los estados del país su opinión sobre el tema, y la misma tiene un margen de error de +/- 3 %.