Al menos seis palestinos que participan en una huelga de hambre masiva en las cárceles de Israel, para reclamar mejoras en las condiciones de encarcelamiento, están en "riesgo inminente de morir",afirmó hoy en Ginebra el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Estos presos llevan sin alimentarse entre 47 y 71 días y en su caso concreto reclaman que se ponga fin a su "detención administrativa", una figura legal en Israel que le permite mantener detenidas a personas sin formular cargos concretos en su contra o presentar pruebas contra ellas.