El jefe del Banco Central Europeo instó a los gobiernos a continuar sus esfuerzos para integrar a los mercados financieros en el continente, a pesar de la crisis de deuda en la eurozona.

Mario Draghi hizo el exhorto el martes en la firma de un compromiso entre los participantes de una nueva plataforma que asegurará las transacciones trasfronterizas de activos.

El acuerdo fue suscrito por nueve empresas que servirán como depositarias centrales de activos que cubren dos terceras partes de las operaciones financieras de la eurozona.

Draghi consideró la firma del llamado sistema T2S una "poderosa muestra de nuestra determinación para seguir con la integración de los mercados financieros".

Algunos analistas temen que los países quieran aislar y proteger sus economías más a medida que la crisis de deuda europea agita los mercados financieros. Esta semana una parálisis política en Grecia ha alimentado la especulación de que el país, abatido económicamente, termine abandonando el euro en los próximos meses.

Entre los que apoyaron la nueva plataforma financiera europea está el Sistema Estabilizador de Activos del Banco de Grecia.

"Es en estos tiempos de crisis que no debemos permitir que decaiga nuestro compromiso con la causa de tener una mayor integración de mercado", dijo el jefe del BCE. "Es en estos tiempos difíciles que debemos recordar la importancia de la cooperación y la coordinación".

El T2S, que comenzará operaciones en 2015, está diseñado para acelerar funciones que ocurren ante la vista de la mayoría de los inversionistas, la "fontanería" del sistema financiero. Al estandarizar cuestiones informáticas y legales, las autoridades del BCE consideran que se reducirán los costos de transacciones, se simplificarán las operaciones en los bancos y se facilitará el manejo de efectos colaterales.

El sistema se basará en computadoras que estarán en cuatro sedes en Europa que las autoridades no han dado a conocer.