Italia enviará quince observadores a Siria como contribución a la misión internacional dispuesta por Naciones Unidas para supervisar el pleno cumplimiento del plan de paz del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan.

En una comparecencia al término de su encuentro hoy en Roma con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, el jefe del Gobierno italiano, Mario Monti, adelantó el número de observadores que su Ejecutivo pretende aprobar este mismo martes en un Consejo de Ministros convocado para ello.

"La respuesta adecuada (para hacer frente a la crisis siria) tiene que venir de un esfuerzo coordinado y común de la comunidad internacional e Italia está ya aportando su parte, ofreciendo una contribución logística con el transporte de material y con la construcción de un hospital de campaña en Jordania", afirmó Monti.

El primer ministro italiano indicó que los quince observadores que Italia piensa enviar a Siria forman parte de ese "esfuerzo coordinado" de parte de la comunidad internacional, al que, dijo, no hay "alternativas realistas", tampoco una intervención militar.

En este sentido, su homólogo turco, presente también en la comparecencia ante la prensa, apostó por una misión internacional de "gran alcance", con más observadores de los setenta que cifró hoy mismo el portavoz de la misión de supervisión de la ONU en Siria (UNSMIS), Niraj Singh.

"Quizá el Consejo de Seguridad de la ONU debería dar pasos distintos: estoy pensando en Rusia, porque ¿qué pueden hacer cincuenta observadores? Serían necesarios mil, dos mil o quizá tres mil observadores con una misión de gran alcance, de modo que puedan controlar simultáneamente todas las ciudades", dijo Erdogan.

El primer ministro turco reconoció que ha "perdido un poco la esperanza" sobre el hecho de que con las actuales medidas se pueda conseguir el final de la violencia en Siria y negó que haya dicho que esté "listo para una intervención militar de la OTAN" en territorio sirio.

Se refirió además a los comicios legislativos de ayer en Siria: "Con nuestro sistema parlamentario democrático no podemos creer que hayan sido elecciones verdaderas. Son elecciones pilotadas, celebradas sin observadores y esto no se puede aceptar".

Erdogan expresó su deseo de que finalmente "venza la voluntad popular".

En la comparecencia ante la prensa, Monti manifestó el "fuerte y convencido" apoyo de Italia a la "plena adhesión" de Turquía a la Unión Europea (UE) y se comprometió a trabajar para que las negociaciones en este sentido "puedan continuar con un impulso renovado".

"Nosotros creemos que Turquía está en disposición de entrar en la Unión Europea, de aportar un valor añadido, económico, geopolítico, estratégico y cultural", incidió el primer ministro italiano

"Y pensamos también que para Europa, que ha alcanzado un grado de perfección institucional y de integración muy fuerte que representa un ejemplo en el mundo, pero que a la vez es anciana en su demografía, cansada y no llena de impulsos y de entusiasmos económicos, Turquía puede ser un ejemplo importante de país joven, como estructura demográfica y en ascenso económico", agregó.