La alfombra roja es el espectáculo principal en la gala anual del Instituto del Traje del Museo de Arte Metropolitano, y no es algo que Sarah Jessica Parker, ícono de la moda, se tome a la ligera.

"Creo que hay algo único en estas escaleras particulares. Nada más aterrador que estas escaleras particulares", dijo la estrella de "Sex and the City" el lunes por la noche, escoltada por Valentino. "Pero pienso que el enfoque es distinto al de un estreno de una película. Celebra la disciplina y la destreza y a este importante museo".

Su vestido era, por supuesto, de Valentino: un traje metálico floreado con manga larga y cuello alto que lució con un cinturón.

Sofía Vergara se expresó "muy feliz" de regresar a la gala, en gran parte organizada por la editora en jefe de Vogue, Anna Wintour.

"Tengo un vestido de Marchesa y joyas de Harry Winston", dijo la estrella colombiana de "Modern Family". "Lo estoy disfrutando... He visto a todo el mundo, Jessica Alba, mírenla, qué divina. Miren a las modelos. Ni siquiera sé si son modelos o palmeras".

(Alba lució un vestido dorado de un solo hombro de Michael Kors).

La modelo Karolina Kurkova colaboró con Rachel Zoe para crear su traje rosa de lentejuelas con la espalda descotada y un dramático tocado. "Esto es verdaderamente especial para mí, que sea mi propia creación y que ella me haya permitido diseñarlo con ella y que yo lo pueda usar esta noche en la fiesta del Met y nadie más lo tenga. Nadie lo había visto. Es realmente único".

Tommy Hilfiger, en un clásico esmoquin, comparó la gala con el máximo evento deportivo de Estados Unidos: "Este es el Super Bowl de la moda", dijo.

De hecho, algunos famosos quarterbacks estuvieron presentes: Tom Brady fue con Gisele Bundchen y Tim Tebow se codeó con estrellas como Jessica Biel y Justin Timberlake, Rihanna, Gwyneth Paltrow, Heidi Klum y Florence Welch. La gala celebra la nueva exhibición de moda que compara los diseños de Miuccia Prada, quien lució un traje de pantalón en el evento, con los de la extinta Elsa Schiaparelli.

Mezclado entre los fashionistas más serios estaba el comediante Jimmy Fallon.

"¡Ay Dios mío! ¡Tanto maquillaje, tanto peinado!", bromeó sobre su proceso de preparación para la velada. "¿Mi pelo parece de verdad, no? Pedazo a pedazo, es pelo de mentira".