La pasada semana se convirtió en la peor para los peloteros latinoamericanos en cuanto a lesiones graves se refiere después de confirmarse que el campocorto venezolano Alex González, de los Cerveceros de Milwaukee no volverá a jugar por lo que resta de temporada al sufrir una lesión grave de ligamentos en la rodilla derecha.

Si el pasado jueves se lesionaba de gravedad el veterano cerrador panameño Mariano Rivera, de los Yanquis de Nueva York, el sábado era González el que también sufría el desgarro de ligamento que lo dejará fuera de la competición por lo que resta de temporada porque tendrá que pasar por el quirófano.

Además se trata del tercer jugador de los Cerveceros que sufre una lesión grave en lo que va de temporada.

El piloto de los Cerveceros Ron Roenicke explicó que González, de 35 años, se lesionó el ligamento cruzado anterior durante una jugada del sábado cuando se deslizó en la segunda base durante el partido que perdieron 5-2 ante los Gigantes de San Francisco.

El primera base titular de los Cerveceros, Mat Gamel, también se lesionó la pasada semana al sufrir un desgarró del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha en una jugada defensiva.

El mes pasado, el abridor zurdo Chris Narveson fue operado para repararle el manguito rotador izquierdo y no jugarás más esta temporada como le sucede a Gamel y González.

Además, el jardinero central dominicano Carlos Gómez fue colocado la semana pasada en la lista de lesionados por un esguince en la corva izquierda.

González, contratado por un año antes de la temporada con la esperanza de fortalecer la defensa de los Cerveceros, había tenido una buena actuación en el campocorto y en el plato, donde estaba bateando de .259 con cuatro vuelacercas y 15 remolcadas.

En el ínterin, el veterano jugador de cuadro venezolano César Izturis será el campocorto titular de los Cerveceros.

El venezolano de 32 años pasó las tres últimas temporadas con Orioles de Baltimore y ha jugado con seis equipos en su carrera de 12 años, en la que batea de .255 con 15 cuadrangulares y 291 carreras producidas.

"Ahora mi labor es jugar y tratar de ayudar para que el equipo gane", declaró Izturis. "Ya veremos qué sucede".

Mientras Rivera fue examinado el lunes por tres médicos en dos hospitales diferentes del área de Nueva York como parte del proceso que ha iniciado en la búsqueda de la mejor opción a la hora de tener que pasar por el quirófano para que le puedan reparar la rotura de ligamento que sufre en la rodilla derecha.

Los Yanquis confirmaron de manera oficial que Rivera había iniciado el proceso de conseguir a los mejores profesionales que puedan realizar la operación.

El gerente general de los Yanquis, Brian Cashman, declaró que Rivera fue visto por el médico del equipo, Christopher Ahmad, en el Hospital Presbiteriano de Nueva York y por el especialista en rodillas Russell Warren en el Hospital para Cirugías Especiales.

El agente del lanzador, Fernando Cuza, informó que el médico David Altchek, que lo operó del hombro de lanzar después de la temporada de 2008, también lo examinó.

Rivera, de 42 años, sufrió el jueves un desgarro en el ligamento cruzado anterior y se lesionó los meniscos de la rodilla derecha mientras atrapaba elevados en una práctica de bateo en Kansas City.

Los médicos ya le han dicho que será muy difícil que este año vuelva a lanzar pelota desde un montículo, pero Rivera también ha declarado que no piensa retirarse y que espera superar la grave lesión y volver a lanzar antes de decidir la retirada definitiva.

"Pueden escribir que volveré, no será de esta manera como me vaya a retirar, lesionado", declaró Rivera tras conocer la gravedad de la lesión.