El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, llegó hoy a Pekín para una visita de Estado de cinco días, en la que el país latinoamericano confía en avanzar hacia la firma de acuerdos en sectores como el energético y el agroalimentario, fomentar la inversión mutua y fortalecer los lazos bilaterales.

Santos inicia mañana su agenda con una reunión con el presidente chino, Hu Jintao, y un discurso previo en la Universidad de Pekín, una de las más prestigiosas del país, sobre los avances de la democratización en Colombia.

En jornadas posteriores, el presidente se reunirá con el primer ministro chino, Wen Jiabao, y otros altos cargos chinos, participará en encuentros empresariales, y también visitará la ciudad de Shanghái, principal centro comercial y financiero del gigante asiático.

En la víspera del viaje, el presidente colombiano expresó su deseo de que su visita despierte interés en las empresas chinas para buscar oportunidades de inversión en Colombia, incluyendo sectores como la energía o los recursos naturales.

La delegación del mandatario colombiano incluye a los ministros de Relaciones Exteriores (María Ángela Holguín) Comercio, Industria y Turismo (Sergio Díaz-Granados), Transporte (Germán Cardona), Minas y Energía (Mauricio Cárdenas), y Agricultura (Juan Camilo Restrepo).

Acompaña además al presidente una amplia delegación empresarial, con representantes de instituciones y de Proexport, promotor del comercio, turismo, inversión extranjera y exportaciones.