El designado director de la Policía Nacional de Colombia, el general José Roberto León, confirmó hoy en Bogotá que las autoridades ecuatorianas detuvieron en su territorio a Wilson Tapiero Tique, alias "Dumar", identificado como el jefe de finanzas del frente 48 de las FARC.

En un acto en el que se anunciaron los cambios en el seno de la institución que León encabezará a partir del 15 de mayo, cuando asuma el cargo, resaltó que la captura se logró en el día de ayer gracias a un proceso de cooperación internacional.

Según León, en las últimas horas el Ejército ecuatoriano detuvo a "Dumar" gracias a la información de inteligencia policial colombiana en la vereda Lago Agrio, en la zona amazónica de Angostura, en Ecuador, tal y como lo reveló ayer a los medios ese país.

El alto mando adelantó que en el momento "se está trabajando con las autoridades ecuatorianas con el fin de lograr la extradición para Colombia".

Según la Policía colombiana, el capturado "hacía enlaces de narcotráfico (en Ecuador) porque esa era la acción encomendada por 'Joaquín Gómez'", alias de Milton de Jesús Toncel, miembro del Secretariado (cúpula) de esa organización y quien le había designado como jefe de finanzas de esa unidad de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

De acuerdo con la información de las autoridades colombianas, "Dumar" participó en las tomas de puestos policiales y militares de Paujil el 14 de octubre de 1998, de Curillo el 9 de diciembre de 1999, y en el ataque al municipio de El Billar el 3 de marzo de 1998, todos ellos en el selvático departamento del Caquetá (suroriente).

El ministro ecuatoriano de Defensa, Javier Ponce, admitió a principios de enero pasado que los rebeldes colombianos entran en su país "para descansar, para aprovisionarse de algunos alimentos", y remarcó que algunos de ellos han sido capturados como fruto del intercambio de información bilateral.

Esta cooperación en los 586 kilómetros que comparten por tierra se materializaron después de que ambos países superaran en 2010 la crisis diplomática ocasionada por un bombardeo colombiano a un campamento de las FARC en Ecuador el 1 de marzo de 2008 y en el que murieron al menos 26 personas, entre ellas el portavoz guerrillero "Raúl Reyes", un ecuatoriano y cuatro mexicanos.