El 51 por ciento de los puertorriqueños mostraría su acuerdo con la actual relación de Estado Libre Asociado de la isla con Estados Unidos en caso de celebrarse hoy un referéndum, a 6 meses de la consulta sobre el tema del próximo 6 de noviembre, según una encuesta divulgada en el "Nuevo Día".

La encuesta publicada hoy, sobre una muestra de 1.000 participantes, refleja que el 37 por ciento de los preguntados está a favor de modificar el presente estatus, un 6 por ciento no está seguro, otro 4 por ciento señaló que no acudirá a las urnas y el 2 por ciento restante rehusó responder.

El resultado del sondeo supone una subida de un punto en relación a la misma pregunta formulada por el periódico el pasado marzo, cuando el 50 por ciento de los consultados se mostró favorable a mantener el presente estatus, frente a un 29 por ciento que dijo que votaría por un cambio.

La encuesta refleja además que entre las opciones no coloniales preferidas por los puertorriqueños un 45 por ciento es favorable al llamado Estado Libre Asociado Soberano, entendido como una asociación consentida por la población puertorriqueña con Estados Unidos.

Un 36 por ciento de los consultados dijo que votará por la anexión a Estados Unidos, lo que en Puerto Rico se conoce como "estadidad".

Un 5 por ciento es favorable a la independencia, un 9 por ciento aseguró que no votará, otro 4 por ciento no está seguro y un 1 por ciento rehusó participar en la encuesta.

El pasado marzo, en respuesta a las mismas preguntas, un 42 por ciento se había mostrado favorable al Estado Libre Asociado Soberano y un 36 por ciento apoyó la anexión a Estados Unidos.

La encuesta refleja que un 45 por ciento de los puertorriqueños no entiende la definición de las diferentes opciones y el alcance que supondrían en términos políticos.

"El Nuevo Día" resalta que ese último dato deja claro que tanto los partidos de la isla como la Comisión Estatal de Elecciones deberán duplicar esfuerzos a sólo 6 meses de la consulta para orientar a la población desconcertada.

La consulta sobre el estatus de noviembre incluye, además del "sí" o "no" a mantener la relación con Estados Unidos, una segunda cuestión en la que se solicita a la población que se decante por tres opciones fuera de la Cláusula Territorial de la Constitución de la Constitución de Estados Unidos que perpetua la presente situación política.

La segunda pregunta cuestionará a los puertorriqueños sobre si prefieren la llamada "estadidad" -anexión- como primera elección posible, lo que significaría convertirse en el estado 51 del país norteamericano, incluido el derecho a la plena representación en el Congreso.

La segunda elección posible es la independencia, lo que, de llevarse finalmente a cabo, exigiría al Congreso federal que promulgara la legislación necesaria para iniciar la transición de Puerto Rico hacia una nación independiente.

El denominado Estado Libre Asociado Soberano es la tercera posible elección de los puertorriqueños en la segunda pregunta, una opción que supondría colocar a la isla fuera de la Cláusula Territorial de la Constitución de Estados Unidos y que se entiende como una asociación libre y voluntaria con el país norteamericano.

Puerto Rico ha celebrado varias consultas sobre el estatus, en los años 1967, 1993 y 1998, aunque en todas se dio, únicamente, la posibilidad de elegir entre varias opciones, pero no se cuestionó sobre el fin del actual estatus.

La consulta sobre la relación política con Estados Unidos que se celebrará el próximo 6 de noviembre no tiene ningún valor jurídico, ya que el Congreso en Washington ha manifestado que no avalaba la celebración de un referendo sobre el estatus político de la isla caribeña, que depende directamente de esa cámara legislativa.

La encuesta hoy publicada reflejó además que el actual representante del Gobierno de Puerto Rico ante el Congreso estadounidense, Pedro Pierluisi, mantiene una ventaja de 9 puntos sobre el candidato del Partido Popular Democrático (PPD), Rafael Cox.

El sondeo se realizó sobre una muestra de 1.000 personas de más de 18 años entre los días 19 y 23 del pasado abril de todo Puerto Rico, aunque con mayoría de residentes en San Juan (399) y Caguas (380).

La consulta popular del próximo 6 de noviembre se celebrará el mismo día de la elección a gobernador y representante de Puerto Rico ente el Congreso estadounidense. EFE