La secretaria de Estado de EE.UU. para Latinoamérica, Roberta Jacobson, lamentó hoy que algunos países de la región hicieran una "excepción" en su defensa de la democracia al respaldar la presencia de Cuba en la Cumbre de las Américas.

En una intervención en la Conferencia de las Américas celebrada hoy en Washington, Jacobson se mostró "decepcionada" por el respaldo que algunos de los aliados de EE.UU. mostraron a las aspiraciones de Cuba de asistir a la cita regional durante la pasada Cumbre, celebrada en abril en Cartagena de Indias (Colombia).

"Encuentro decepcionante a veces que algunos países cuyas transiciones democráticas fueron clave para su actual éxito, y que son defensores de los derechos y la democracia en el mundo, hayan hecho una excepción en este caso", dijo Jacobson.

Estados Unidos y Canadá son los únicos países que se oponen a la participación de Cuba en esa cita regional que se celebra cada tres años, por considerar que no cumple los requisitos democráticos aprobados por los países durante la Cumbre celebrada en Québec en 2001.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, decidió no asistir a la VI Cumbre de las Américas debido a la ausencia de Cuba, mientras que el venezolano Hugo Chávez, no acudió para continuar con su tratamiento de radioterapia en La Habana y el nicaragüense Daniel Ortega cambió el plan para asistir a un acto en solidaridad con la isla en Managua.

"Seremos los primeros en alegrarnos cuando una Cuba democrática retome su participación plena en el sistema interamericano, pero todos ustedes saben que no estamos ahí todavía", subrayó Jacobson.

En una entrevista hoy con Efe, la funcionaria se mostró reacia a la posibilidad de un diálogo entre Estados Unidos y otros países de la región sobre la participación de Cuba en la próxima Cumbre de las Américas, que se celebrará en Panamá en 2015.

"Lo veremos en tres años. Queda mucho tiempo hasta la próxima Cumbre, y lo que ha dicho el presidente (Barack) Obama en esta cumbre es que estamos listos a discutir cualquier cosa con los países del hemisferio", respondió Jacobson.

"Pero hay también cosas que son principales, que toda la región ha decidido, sobre el hecho de que la democracia es un requisito para ser miembro del proceso. Y no creo que eso vaya a cambiar", añadió.

La diplomática destacó que Estados Unidos mantiene "un diálogo constante con todos los miembros de la OEA (Organización de Estados Americanos)", aunque advirtió: "eso no significa que vayamos a discutir cualquier cosa".