EE.UU. anunció hoy que ha incluido en su lista de narcotraficantes internacionales "Kingpin Act" a cuatro supuestos miembros del cartel Sinaloa, incluidos dos hijos del capo del cartel Joaquín Guzmán Loera, alias "El Chapo", como piezas clave en el tráfico de drogas.

Con la inclusión en la lista del Departamento del Tesoro, los hermanos Iván Guzmán Salazar y Ovidio Guzmán López y dos miembros más tienen prohibido realizar transacciones comerciales con ciudadanos estadounidenses y cualquier activo financiero que puedan tener en EE.UU. queda congelado.

El director de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por su sigla en inglés), Adam J. Szubin, aseguró en un comunicado que su institución "se centrará de forma agresiva en los individuos que facilitan el tráfico de drogas de 'El Chapo', incluyendo miembros de la familia".

Entraron en la lista de narcotraficantes los hermanos Guzmán por su presunto compromiso "con la organización de su padre, el narcotráfico y el Cartel de Sinaloa".

"Con el Gobierno de México, nos mantenemos firmes en nuestra decisión de desmantelar la organización de tráfico de drogas de Guzmán", señaló Szubin.

Las autoridades mexicanas arrestaron a Iván Guzmán Salazar en 2005 por lavado de dinero, aunque fue posteriormente puesto en libertad.

Por su parte, Ovidio Guzmán López "juega un papel significativo en las actividades de su padre", aseguraron las autoridades estadounidenses.

Asimismo, entró en la lista Noel Salgueiro Nevárez, detenido el pasado octubre en México, como jefe del cártel de Sinaloa en el estado mexicano de Chihuahua, que está inmerso en una espiral de violencia.

Ovidio Limón Sánchez, también actualmente en prisión preventiva en México, se sumó a la lista, y además cuenta con una acusación formal en Estados Unidos por múltiples cargos de tráfico de drogas.

Las autoridades federales de EE.UU. anunciaron ya el pasado 24 de abril órdenes de aprehensión contra 24 mexicanos relacionados con el cartel de Sinaloa, entre ellos los narcotraficantes Joaquín Guzmán Loera, alias "El Chapo", y su socio Ismael "El Mayo" Zambada.

El jefe de operaciones financieras de la Agencia Nacional Antidrogas (DEA, por su sigla en inglés), John Arvanitis, reafirmó en el comunicado que su institución "está atacando el cartel de Sinaloa y otras organizaciones en todos los niveles como nunca antes, por lo que se ponen fuera del negocio y sus líderes ante la justicia".

Desde diciembre de 1999, la ley "Kingpin Act" busca bloquear las actividades de individuos o de organizaciones extranjeras sospechosos de estar vinculados con el narcotráfico y de ser una amenaza para la seguridad del país.

Más de un millar de personas e instituciones han sido incluidas en esta lista desde entonces.