Cuba inauguró hoy su V Jornada contra la Homofobia tras una etapa de "logros" que incluye la decisión del Partido Comunista de "enfrentar" la discriminación por orientación sexual, pero también con temas pendientes como la aprobación de leyes que permitan la unión legal entre homosexuales.

Impulsada por el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), la jornada se extenderá hasta el próximo 18 de mayo con actividades académicas, educativas, artísticas y eventos públicos en todo el país, incluida la ya tradicional "conga" contra la homofobia por algunas calles de La Habana.

La directora del Cenesex, Mariela Castro, hija del presidente cubano, Raúl Castro, resaltó hoy en la sede de esa institución la importancia de fortalecer las acciones educativas porque de lo contrario las mentalidades "no van a cambiar" en el país.

"Hay mucha misoginia, hay homofobia", advirtió Mariela Castro, y señaló que "hay personas que se sienten muy revolucionarias, muy identificadas con el paradigma del socialismo, sin embargo en su vida cotidiana expresan actitudes discriminatorias desde muchos puntos de vista, no solamente en el campo del género y la sexualidad".

Mariela Castro ha liderado en los últimos años una insistente campaña para sensibilizar en los planos político y de la opinión pública sobre el respeto a la diversidad sexual y, desde 2007, promovió la celebración en la isla del Día Mundial contra la Homofobia cada 17 de mayo.

El Cenesex logró impulsar las operaciones de cambio de sexo, aprobadas por resolución ministerial en 2008, y ha luchado por presentar al Parlamento un proyecto de ley que modificaría el Código de Familia, con aspectos como la unión legal entre parejas homosexuales.

Tras años de espera, el anteproyecto aún no ha sido llevado ante la Asamblea Nacional para su discusión, aunque forma parte de un plan legislativo del Ministerio de Justicia concebido desde 2008, y la propia Mariela Castro se ha referido a "trabas" en el curso de ese documento.

La directora del Cenesex indicó hoy que estaba previsto presentar el proyecto durante la actual legislatura de la Asamblea que concluirá en 2013, y de la que aún quedan dos reuniones ordinarias, en julio y diciembre próximos.

"No tengo información pero confío en que se va a cumplir ese plan", apuntó.

Por otra parte, Castro resaltó el "importante" logro de que la Conferencia Nacional del Partido Comunista (PCC, gobernante y único) celebrada en enero haya aprobado entre sus objetivos y "por primera vez en la historia" de la organización la decisión de "enfrentar" la discriminación de género y por orientación sexual.

En ese sentido, confesó que tiene un "sentimiento ambivalente" porque está "satisfecha" con ese logro pero "aspiraba a un debate más profundo" y a una mayor participación en los "diálogos" de esa reunión.

No obstante, admitió que esos objetivos del PCC "son una pauta general" para que ahora comience un trabajo "más profundo" por parte de todas las instituciones de la isla.

Las acciones de la V Jornada Cubana contra la Homofobia incluirán este año un panel dedicado al escritor cubano Virgilio Piñera, una gala artística con la participación de transformistas en el teatro Karl Marx, el más grande del país, exposiciones plásticas, debates en universidades y encuentros entre académicos de varios países.

Fuera del marco del evento, Mariela Castro informó de que antes de que finalice 2012 se continuará el programa de cirugías de cambio de sexo para transexuales con la operación de un grupo de "hombres que se identifican como mujeres", cuyo número no precisó.