La postura sobre inmigración del precandidato a la Presidencia de EE.UU. Mitt Romney está "clara", afirmó hoy la directora de enlace con la comunidad hispana del Comité Republicano, Bettina Inclan, quien dijo que se equivocó al señalar poco antes que el aspirante "aún estaba decidiendo" su posición.

Inclán recurrió a Twitter para corregirse a sí misma: "Me equivoqué, la posición de Romney sobre inmigración está clara", sostuvo sin dar más detalles sobre esa posición, poco después de que en un encuentro con periodistas en la sede del Comité Nacional Republicano (RNC), en Washington, dijera que no podía comentar sobre la postura de Romney porque la desconocía.

"Según tengo entendido, él (Romney) aún está decidiendo cuál es su postura sobre inmigración. No puedo hablar de cuál será su propuesta porque Romney ha hablado de diferentes asuntos... no puedo hablar de algo que desconozco", aseguró Inclán en el encuentro con periodistas, declaraciones que inmediatamente desataron las críticas tanto de grupos pro-inmigrantes como de allegados a los demócratas.

La portavoz del Comité Republicano Kirsten Kukowski destacó en la cita con los periodistas que el RNC ha entrado en una fase de "transición" para coordinarse con la campaña de Romney, favorito para ganar la candidatura del partido a la Presidencia, y será más adelante cuando la entidad pueda hablar de las posturas de Romney, aunque no precisó en qué momento.

Tanto el Comité Nacional Demócrata como la campaña de reelección del presidente de EE.UU., Barack Obama, y grupos pro-inmigrantes de todo el país se mofaron de la supuesta incertidumbre de Romney, quien durante el proceso de primarias internas mostró una postura de "mano dura" contra los inmigrantes indocumentados.

"En el último año, Mitt Romney ha demostrado una y otra vez que es el candidato presidencial más extremo en asuntos de inmigración en la historia moderna. Su postura puede ser inconveniente pero debe ser clara", dijo en un comunicado Gabriela Domenzain, directora de prensa hispana de la campaña de reelección de Obama.

Domenzain recordó que Romney ha prometido vetar el llamado "Dream Act" para la legalización de estudiantes indocumentados, cree en la "autodeportación" de los indocumentados y ha calificado como un "modelo" la ley SB1070 de Arizona contra la inmigración ilegal, que ahora estudia el Tribunal Supremo.

La recuperación económica y la creación de empleos son las mayores preocupaciones del electorado hispano, pero la solución al problema de la inmigración ilegal también es una prioridad, según varias encuestas.

Se calcula que se requerirá el apoyo de al menos el 40 % del voto hispano para ganar la Presidencia en los comicios del próximo 6 de noviembre.

De ahí que ambos partidos cortejen activamente el voto latino mediante sendas campañas publicitarias y por internet, así como la movilización de votantes. EFE