México, Centroamérica y la República Dominicana están lejos de aprovechar el talento humano para avanzar en su desarrollo empresarial, según un estudio pionero de una firma estadounidense de formación laboral.

El estudio denominado "Human Age", desarrollado por la firma Manpower en el último trimestre de 2011, arroja que apenas el 9,6% de las empresas de la región están "enfocadas" en el aprovechamiento del talento humano, a tenor de la consulta de una muestra de 560 compañías y 1.300 trabajadores, informó hoy en rueda de prensa el gerente comercial regional de la firma, Erik López.

Señaló que este es el primer estudio científico que se hace al respecto, aunque desde 2010 es un asunto que se ventila en foros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

"El talento es la fuente de la innovación, el diseño, la eficiencia; en sí, del movimiento. El talento es el objeto y sujeto de la comunicación; es el objeto y sujeto del valor económico", sentencia el informe de la investigación.

Según López, el "talentismo" es el nuevo nombre del capitalismo.

Consideró que toda unidad de producción, sea en una micro, pequeña, mediana o gran empresa, tiene que apuntar a ese objetivo compatibilizando las expectativas propias con la de los individuos que la componen, para ser corresponsables del éxito.

Mientras el individuo se "responsabiliza de su conocimiento y el de su organización", la empresa lo debe hacer para "proporcionar las condiciones para el desarrollo del talento", resumió el ejecutivo.

López, de origen mexicano, apuntó que, no obstante, cada día es mas común el trabajo en un ambiente de flexibilidad horaria, desde el hogar u otro ambiente fuera de la oficina tradicional y para la capacitación continua.

El estudio encontró que el 59% de los individuos está enfocado y dispuesto a trabajar por objetivos y el 53% considera que el lugar de trabajo es irrelevante, mientras que el 70% de los que se incorporan al trabajo, llamados la generación "Y", "busca asumir más responsabilidades entrando a la vida laboral".

En un nivel más alto, de los directivos, el 32 por ciento trabaja fuera de la oficina, pero solo el 10% cuenta con métricas específicas para medir el resultado del "home office" (oficina en casa) y apenas el 15% cuenta con un plan de carrera que ofrecer a sus jóvenes talentos, a excepción de Panamá, destacó López.

En una escala de 0 (mínimo) a 10 puntos (máximo), México, Centroamérica y la República Dominicana arrojan un promedio de 3,7 "muy lejos del equilibrio deseado", reconoció, mientras el 74,6% son empresas que ni apuntan a un desarrollo potencial del "talentismo".

Desde la óptica del individuo, el 31% se enfoca en el "éxito" (material, económico) y un porcentaje similar en la "plenitud" (felicidad, aunque no ganen los más altos salarios).

"No tiene que ver con la edad, ni con el género, el principal detonante es la educación, que significa enterarnos de otras realidades, no solo lo que se nos da en las aulas", reflexionó.

López resaltó que la región tiene un amplio campo para desarrollar este enfoque en estos momentos y que el referente debe ser el 9,6% que ha avanzado más al respecto.

Apuntó que el estudio tiene un margen de error del 2% y antes de su divulgación se celebraron mesas de análisis por cada país participante con la participación de las 60 empresas más influyentes incluidas en la muestra.

"Debemos estar conscientes de las acciones necesarias para aprovechar las oportunidades que nos presenta 'Human Age'", apunta el informe. ACAN-EFE